El PP acusa al PSOE de estar engañando al colectivo LGTBI. “Si la ley queda ahora metida en un cajón y sin aprobar es porque durante casi cuatro años el PSOE la ha tenido metida en un cajón”, afirma Iñigo Fernández

Denuncia que “han tardado cuatro años en enviarla y ahora pretenden que se apruebe sin leerla y sin poder presentar enmiendas”

“El PSOE está engañando al colectivo LGTBI y todos lo hemos visto. Ha sido el PSOE quien ha hecho inviable la aprobación de esta ley por haber tardado casi cuatro años en remitirla al Parlamento. Si uno no hace sus deberes, no puede culpar a los demás por haber suspendido el examen”. Así lo explica el Partido Popular (PP) de Cantabria a través de su diputado Iñigo Fernández, para quien “es inadmisible que el Gobierno haya tardado casi cuatro años en traer el proyecto de ley al Parlamento y ahora, como no da tiempo a aprobarlo, pretende que los grupos aprueben la ley prácticamente sin leerla”, en lo que considera “un atropello sin precedentes al Parlamento”.

“En cualquier tramitación de cualquier ley se producen comparecencias de expertos, se abren plazos para presentar enmiendas, a la totalidad o parciales, se debate su contenido en la ponencia o en la comisión… Aquí el PSOE ha pretendido atropellar todos estos procedimientos para no asumir su responsabilidad, que es haber llegado tarde”, señala el PP. “El Gobierno tarda cuatro años en remitir la ley y los servicios jurídicos de las consejerías se toman hasta diez meses para informar acerca de su contenido, pero luego pretenden que el Parlamento apruebe la ley entre el 20 de febrero y el 1 de abril prácticamente sin leerla y saltándose todos los trámites. Es auténticamente intolerable”, añade Fernández.

“Y ahora sale Víctor Casal a hacer el ridículo y a decir que la culpa es del PRC, el PP y Ciudadanos que no han querido renunciar a los trámites parlamentarios… Pablo Zuloaga y Víctor Casal todavía quieren hacer electoralismo después de haber engañado al colectivo LGTBI. Infumable”.

Concluye el parlamentario regional del PP afirmando que “si la ley queda ahora metida en un cajón y sin aprobar, es porque durante casi cuatro años el PSOE la ha tenido metido en un cajón. Que no culpen a nadie ahora de sus propios incumplimientos”.