El tren como arma arrojadiza. El PRC califica de “hipócrita” la postura del PP sobre el tren Santander-Bilbao. Los regionalistas se alegran de la “rectificación” de Buruaga pero lamentan que ayer, en el Parlamento, “no apoyara” esta infraestructura 

El Partido Regionalista de Cantabria ha calificado de “hipócrita” la postura que el Partido Popular mantiene sobre el tren Santander-Bilbao y su inclusión en el Corredor del Atlántico porque la presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ayer “no apoyó” esta infraestructura en el Parlamento y “se mantuvo muda” cuando el ex ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, “borró” a la Comunidad Autónoma del mapa de las conexiones ferroviarias.

No obstante, los regionalistas han mostrado su satisfacción por la “rectificación” de Buruaga, pero consideran que “llega forzada” por “el frente común” que el Gobierno de Cantabria ha hecho con los agentes sociales y económicos de la Comunidad Autónoma.

El portavoz regionalista, Pedro Hernando, ha considerado que la presidenta del PP “se ha visto sola” y por eso ha dado “este giro” en su posicionamiento, “que esperemos no sea solo postureo y buenas palabras” para “eludir la responsabilidad del PP en la exclusión de Cantabria del Corredor del Atlántico” y de las inversiones en infraestructuras.

Así ha recordado que De la Serna incluyó a Asturias, Castilla y León, Galicia y Euskadi y “dejó fuera” a los cántabros, “con el silencio cómplice de Buruaga” que, ha añadido, “tampoco dijo nada cuando el Gobierno de Rajoy no invirtió en Cantabria. No lo dijo ella, ni los diputados cántabros en Madrid porque están cautivos de sus partidos”, ha zanjado.

Hernando ha incidido en que la conexión Santander-Bilbao en 40 minutos es “fundamental” para el desarrollo económico de Cantabria, para el futuro centro logístico de La Pasiega y para el Puerto de Santander.

Por ello, ha avanzado que los diputados que obtenga el PRC en las elecciones del 28 de abril “trabajarán y obligarán” para que, tanto la conexión con la Meseta como con Bilbao, “sean una realidad”.