El problema territorial no solo es Cataluña. Mesura y altura de Estado, menos insultos y sobreactuación. Pablo Iglesias se muestra como el mejor estadista en los debates de las ELECCIONES GENERALES 2019.

Tras presenciar el espectáculo nocturno ofrecido por los aspirantes a la presidencia de Gobierno solo quiero resaltar las ridículas poses y técnicas utilizadas por unos más que otros.

Tras soportar argumentos sobre Cataluña durante en buen tiempo, que para nada me interesaban, Iglesias puso mesura y afirmó «el problema territorial no solo es Cataluña, es el tren de Extremadura,…». Rápidamente Sánchez se sumó. La capacidad creativa de argumentos improvisados que posee Iglesias seduce a Sánchez.

La tendencia mundial a elegir a actores payasos parece influenciar las tácticas utilizadas por equipos de campaña. Trump es el mejor ejemplo, ayer un humorista en Ucrania arrasó.

Ribera ha sido muy bronco, de hecho Iglesias le llamó al orden pidiéndole educación.

Sánchez ha estado en pose de Presidente, manteniendo siempre las formas, sin arriesgar en nada

Casado apareció bastante relajado, moderado y buen gestor.

Con estos debates ningún candidato sale dañado, lo cual es un éxito para Sánchez el domingo veremos la influencia que estos debates tengan.

Iglesias pidió el voto de la izquierda para convencer al PSOE de no tratar de gobernar con Ciudadanos