Faltan tan solo dos jornadas para el fin de la temporada 2019-20 en la Liga y el Real Madrid tiene en su casa una bala para poder sentenciar. El choque contra el Villarreal en el Santiago Bernabéu no es de los más sencillos, pero podría ser clave para que los Blancos se hagan con el torneo nacional número 34 de su historia, un logro muy importante.

Poder cantar el alirón en su propio estadio es una opción que va a depender de manera total de la tropa de Zinedine Zidane, que con un triunfo sobre el Submarino Amarillo podría dejar claro su dominio en la Liga al tener cuatro puntos de ventaja sobre el Barça, el segundo en la tabla en este momento.

El historial del Madrid en este campeonato es más que positivo, sobre todo en el recorrido de vuelta, cuando Zidane ha sido capaz de inculcar fe y confianza en el equipo. De hecho, desde el partido del 8 de marzo en el Benito Villamarín, cuando perdió por 2 a 1 en el campo del Real Betis, el Madrid ha sido capaz de encarrilar nueve victorias seguidas, algo que le ha permitido poder pasar al Barcelona y colocarse líder en solitario sin nunca perder el liderato desde la jornada número 30.

La gran fortaleza de los hombres entrenados por el francés ha sido sin duda la solidez defensiva, con un Sergio Ramos que cual capitán ha ido asumiendo galones y remediando a los errores de principios de temporada con liderazgo y dedicación. Muy decisivo sobre todo a nivel ofensivo, con nueve goles marcados en toda la temporada, el central sevillano se ha lucido como líder total del grupo blanco y se ha cargado el equipo al hombro en algunas ocasiones.

No hay que olvidar, sin embargo, el aporte en zona goleadora de Karim Benzema, que está viviendo este año una temporada de altísimo rendimiento en cuanto a goles y a juego de equipo. El ex Lyon es sin duda el catalizador del juego ofensivo del Madrid y, pese a no haber podido sustituir a un anotador como Cristiano Ronaldo, está destacando por su habilidad en hacer jugar mejor a los compañeros que van alrededor de él. Será el francés el gran indicado para romper la lata en el choque contra el Villarreal, una contienda en la que el Madrid es el claro favorito de las apuestas deportivas. Pese a que los de Castellón se estén jugando una plaza en la próxima temporada de Europa League, está claro que el objetivo del Madrid de ganar la Liga pone a los anfitriones en clara ventaja de cara a este partido.

Si nos fijamos en el historial de enfrentamientos entre Madrid y Villarreal vemos como en 41 partidos jugados los blancos se han impuesto 24 veces por 4 de los levantinos, mientras que hubo en total 12 empates. Para el Madrid, sin embargo, para celebrar el alirón sin depender del Barça solo vale ganar.