La afirmación de que el Gobierno sigue desconectado tiene relación con las palabras de la Ministra Celaá hoy en Santander.

Celaá: “Nuestro objetivo es desarrollar una estrategia de digitalización en educación que será una de las palancas de la transformación económica y social del país”

Mientras en Madrid trabajan en esa dirección, en la misma sede del Gobierno de Cantabria la conexión wifi a internet, denuncian los funcionarios, es tercermundista, sin hablar del wifi en la Sala de Prensa del Gobierno que, por experiencia propia es inexistente. La señal es tan debil que añoro las conexiones del wifi en Cuba…

No es un tema nuevo en el Gobierno de Cantabria. Aún recordamos cuando Dolores Gorostiaga inauguraba el Parque Cientifico y Tecnológico con una foto multudinaria y las empresas aun no tenían acceso a la conexión de internet.

Esperemos que a lo largo de esta legislatura se solucione, al menos, la conexión wifi en la Sala de Prensa del Gobierno de Cantabria pues desde que existe la tecnología wifi han pasado gobiernos de todos los colores y todo sigue igual.

En esta legislatura teníamos el proyecto de ofrecer a nuestros miles de seguidores en facebook la retransmisión en directo de muchas ruedas de prensa de interes general. Cuando realizamos la primera tuvimos que asumir nosotros micmo, a traves de nuestra tarifa de datos, la emisión… volveremos cuando las condiciones sean propicias.

El Gobierno sigue desconectado

Nadie sabe la razón pero la wifi no funciona. La razón es bien clara. La empresa que montó este servicio en el edificio del Gobierno de Cantabria, no lo hizo bien. Y los informáticos que están al servicio del gobierno, o no saben, o no les dejan arreglar el desaguisado.

El Gobierno de Cantabria debería tomar nota, sin ir mas lejos, de las condiciones que ofrece el Parlamento de Cantabria en este aspecto.

Esperemos que los nuevos responsables de la conectividad del edificio de presidencia, del Gobierno de Cantabria, solucionen de una vez por todas este problema y los comunicadores podamos realizar convenientemente nuestro trabajo de comunicación desde la sede de presidencia.

Antonio Mora Ayora