La reciente sanción al Ayuntamiento de Santander por intentar adecentar las playas, parte del Gobierno de España, clama al cielo.

No entendemos como desde el Ministerio se pretende que Santander mantenga sus playas sin arena y que los socialistas de Santander defiendan esta actitud de castigo y abandono a las playas.