Ni el Gobierno ni la Casa Real dan a conocer el paradero que han decidido para ocultar al borbón.

Desde el Gobierno el PSOE trata de lavar la imagen de Juan Carlos. TVE emite programas donde solo se narra la vida oficial del monarca evitándose los eventos turbios que han jalonado toda su vida.

La parte “socialista” del gobierno, motivado por Gonzalez el compañero de correrías del emérito, ha repetido a través de la ministra portavoz que Don Juan Carlos no ha huido ya que la justicia no le persigue… aún.

El rey si huyó

Pero por mas afirmaciones de la oficialidad, todos los españoles saben que Juan Carlos ha huido, o pretendido huir, de su pasado, de dar la cara ante los españoles, de su casa, de su mujer… y es que aunque la justicia no te persiga puedes huir para quitarte de en medio pero el borbón no podrá huir de nada, ahí donde esté llevará encima su vergüenza.

En la actualidad desde las filas socialistas se trata por activa y pasiva, de hablar de los servicios prestados a España cuando esos servicios simplemente son sus obligaciones, por cierto magníficamente pagadas por todos los trabajadores del país.

La historia de España recordará a este borbón, nombrado rey por Franco como un personaje que vivió siempre subvencionado. Desde su niñez los algodones de la aristocracia y la dictadura de Franco le rodearon. Fue nombrado rey por un dictador convirtiéndose, afortunadamente eso si, en perjuro, para asegurarse su futuro económico. Luego jugó con 2 barajas, en el golpe del 81, como dio a entender su Jefe de la Casa Real. Además el desaparecido rey está en la actualidad siendo investigado por aceptar regalos millonarios, que debieran haberse ingresado en el Patrimonio Nacional, y llevárselos a paraísos fiscales, ingresandolos en cuentas opacas a través de varios testaferros, con la consiguiente evasión de impuestos, perdiendo primero el respeto de su esposa e hijo, Felipe VI y luego, de la mayoría de los españoles.

Los palmípedos que divulgan la idea de “los grandes servicios prestados a su país, reinando 40 años que cambiaron España para siempre” no caen en la cuenta de lo maquiavélico que es la situación de nuestro país donde por expreso mandato de la Constitución del 78, un pack creado bajo la vigilancia de los sables,  el Capitán General de los Ejércitos de España es a la vez,  Jefe del Estado con carácter vitalicio y además estos cargos son hereditarios. ¿No es esta la mejor definición de una dictadura militar?

Putón verbenero

Pilar Urbano acaba de hacer público en el programa de CUATRO, TEM, que cuando Juan Carlos conoció a Corinna, en una cena la definió como un “putón verbenero” pero luego lo conquistó… “así son los hombres”.

Según Pilar Urbano el rey emérito indicó que «esa rubia de ojos azules me persigue, que alguien se siente a mi lado para que no lo haga ese putón verbenero».

En la misma entrevista la biógrafa de la reina informó que había escrito un tercer volumen sobre la vida del borbón, dedicado a su “distracciones amorosas y dinerarias” contando muchísimo mas de lo que se conoce pero decidió no publicarlo por el daño que le podría hacer a la reina Sofía, ante el enfado de su editor.

Mientras tanto se sigue esperando un comunicado de los abogados del borbón que informe del paradero del rey desaparecido.

Una monarquía espuria creada por Franco y dada en herencia, no es una honorable herencia de familia de la que pueda sentirse orgulloso el actual rey Felipe VI que pudiera ser el último rey de España.