Revilla afirma que el coronavirus está poniendo en valor la vida en los pueblos y la importancia del sector primario

“La gente lo está empezando a percibir y ahora hay condiciones para ello”, ha dicho el presidente en el congreso ‘Volver al mundo rural’ organizado por INTEC

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado que la pandemia del COVID-19 está poniendo en valor la vida en las zonas rurales, que son las que menos se han visto afectadas por el virus debido a su baja densidad de población (en Cantabria 61 municipios no han registrado ningún contagio), y también la importancia del sector primario, que ha garantizado en todo momento el suministro alimentario y evitado que, en caso contrario, el confinamiento se hubiese convertido en una “guerra”.

Revilla ha realizado esta reflexión durante su intervención, esta tarde, el congreso online ‘Volver al mundo rural’, promovido por la Fundación Europea para la Innovación y Aplicación de la Tecnología (INTEC) en el marco del seminario ‘Agrifood beats coronavirus’ (‘La cadena alimentaria se enfrenta al coronavirus’).

En su opinión, estas son dos de las consecuencias positivas que ha dejado el “bicho”, junto con una notable reducción de la contaminación. Sobre la vuelta a lo rural, Revilla considera que “la gente lo está empezando a percibir y ahora hay condiciones para ello”, por lo menos en Cantabria, donde los pueblos cuentan con todos los servicios básicos de sanidad, educación, comunicaciones viarias y banda ancha de Internet, que llegará al conjunto del territorio a finales de 2021.

Además, ha recordado que el Gobierno cántabro tiene contempladas en el presupuesto de este año una serie de medidas de apoyo a quienes decidan trasladarse a vivir a las zonas rurales, tales como bonificaciones en el IRPF, ayudas por hijos y subvenciones al alquiler de viviendas, entre otras.

Por otro lado, ha vuelto a defender nuevamente un sistema de financiación autonómica que tenga en cuenta el coste real de los servicios como medida fundamental para luchar contra el despoblamiento rural. “Si se raparte por habitante, todos a Madrid, todos a Barcelona, todos a Bilbao, todos a Valencia… Una manera de que la gente vuelva a habitar las zonas que abandonaron es que se financie en función del coste de los servicios, eso es lo justo”, ha enfatizado.

En cuanto al sector primario, ha pedido a la Unión Europea que “tome nota” de lo ocurrido y al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Planas, que también ha participado en el encuentro, que aproveche la coyuntura para reclamar más ayudas para los profesionales del sector, porque “lo tiene a huevo”.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo se ha referido también a la crisis sanitaria en Cantabria, que considera “ventilada” gracias a la magnífica respuesta del sistema autonómico de salud y al comportamiento ejemplar de los ciudadanos, y ha augurado un “buen verano” para el sector servicios, especialmente para los establecimientos de turismo rural, que están teniendo una demanda “como nunca se ha conocido”.

El encuentro, moderado por el periodista y vicepresidente de INTEC, Manuel Campo Vidal, y seguido en directo en 24 países de todo el mundo, fundamentalmente europeos y americanos, ha contado también con la participación del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, además de otros responsables institucionales de diferentes administraciones, emprendedores que han culminado con éxito iniciativas en el mundo rural y expertos en la materia.