El Ayuntamiento limpia el cauce de río Cabo para evitar riesgo de inundaciones

El Ayuntamiento de Polanco, a través de una empresa contratada al efecto, está ejecutando los trabajos de limpieza del cauce del río Cabo en un tramo de 200 metros lineales, frente al barrio Quintana, para evitar el riesgo de inundaciones.

Con un coste cercano a los 12.000 euros, que financia el Ayuntamiento en su totalidad, se trata de una obra que los vecinos de la zona demandaban desde hace años, de forma especial tras la riada del pasado enero.

Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, el Consistorio puede llevar a cabo esta inversión tras culminar casi tres años de gestiones hasta obtener los preceptivos permisos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, entidad que tiene competencias sobre los cursos de agua, y de la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, que ha visitado la zona junto al concejal de Obras, Avelino Rodríguez, ha recordado que el río no se limpiaba desde hace «más de una década», lo que ha contribuido a la proliferación excesiva de plantas en el cauce y de árboles y arbustos en las orillas, así como de olores y plagas de roedores e insectos, lo que viene generando preocupación vecinal y «constantes quejas» en el Ayuntamiento.

Según la alcaldesa, los trabajos que se están realizando son «respetuosos» con el entorno natural del río, donde se han creado las condiciones para la presencia de diferentes especies de anfibios y de aves, de ahí que estén siendo supervisados por agentes del Medio Natural encargados de velar por la correcta ejecución de la limpieza y la retirada de la vegetación.

A la par, desde el Ayuntamiento se están gestionando ante Confederación las correspondientes autorizaciones para proceder a limpieza en otras partes del río, como el Molino en Posadillo y la conexión del río Cabo con la ría de San Martín, lo que supondrá una «importante mejora» de su calidad de vida y de mayor tranquilidad para los vecinos que residen en las casas más próximas. En estas zonas, según el Consistorio, existen varios árboles caídos al cauce con el consiguiente peligro.

Además, la alcaldesa ha anunciado que, a partir de ahora, se realizarán limpiezas periódicas del río Cabo por cuadrillas de operarios de los programas de empleo, con el fin de evitar la entrada de maquinaria en el mismo, algo que en esta ocasión no se ha podido evitar porque la zona no recibía ningún tipo de mantenimiento del cauce desde hace más de 12 años y era necesario retirar decenas de toneladas de residuos.

La alcaldesa ha expresado la satisfacción del equipo de gobierno por poner fin a los problemas que padecían los vecinos de la zona y también a la «preocupación e intranquilidad» manifestada en repetidas ocasiones, no en vano el pasado enero el río estuvo a punto de salirse de su cauce.

El río Cabo sufrió un gran desbordamiento en 1986 que causó unas trágicas inundaciones y originó que en los años 90 se construyese la actual canalización, que puso fin a las numerosos desbordamientos.

Por ello, según el Ayuntamiento, los residentes del barrio Quintana ven necesaria esta limpieza y agradecen las gestiones realizadas por el Ayuntamiento ante Confederación para poder ejecutar estos trabajos, además de demandar que se realice un mantenimiento periódico de la zona para evitar la excesiva acumulación de vegetación, pues consideran que ello pone en peligro sus viviendas ante nuevos episodios de riadas.

Ir a la fuente
Author: