EEUU impone su ley al Banco Santander y el Ayuntamiento lo acepta de buen grado

A raíz de una nueva sanción de los EEUU, recuerdo hoy como el enfrentamiento político de los grupos del Ayuntamiento de Santander, se impuso al sentido común, anteponiendo sus ideologías a los intereses de las empresas santanderinas bajo el ámbito de esta Ley extraterritorial norteamericana..

Hace unos dias conocimos que la Oficina de Control de Activos Extranjeros, del Departamento del Tesoro de EE.UU. (OFAC) informó, en su página web, la imposición de una multa a la compañía estadounidense American Honda Finance Corporation, alegándose para ello una violación del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Esta nueva multa, por un monto de 87 255 dólares, desde enero de 2017 hasta la fecha y confirma que la mantenida política estadounidense de sanciones económicas, comerciales y financieras contra Cuba afecta también a terceros.

La OFAC, una entidad con abultado aval cancerbero en la aplicación del bloqueo contra el pueblo de Cuba, alegó en este caso  que una de las subsidiarias en Canadá de la American Honda Finance Corporation aprobó y financió 13 acuerdos de arrendamiento de autos entre un concesionario de la marca Honda y la Embajada de Cuba en Ottawa, la capital canadiense.

Se trata de la primera multa impuesta bajo la Administración de Donald Trump, lo que demuestra que a pesar de las medidas adoptadas por el gobierno de Obama, que modificaron algunos aspectos de esta política de acoso, el bloqueo persiste y continúa siendo un obstáculo para el normal desarrollo de las relaciones económicas internacionales de Cuba.

A la propia vez, esta acción obstaculiza la labor de los diplomáticos cubanos en un tercer país y perjudica no solo a Cuba, sino también a ciudadanos y empresas canadienses que mantienen relaciones con entidades cubanas, a través de la misión diplomática cubana en ese país.

El monto de las multas impuestas en base a esta Ley, en lo que va del año 2017, como parte de las sanciones unilaterales de Estados Unidos contra Cuba, asciende a más de 600 mil dólares.

El Ayuntamiento de Santander no votó contra la Ley

De la misma forma cualquier empresa santanderina que tenga intereses en EEUU y desee negociar con Cuba no puede hacerlo por la conocida como Ley del Bloqueo que actúa sobre empresas de terceros países. El ejemplo mas destacado el la imposibilidad que el Banco Santander tiene para operar en Cuba y por tanto de dar servicios a sus clientes españoles en sus relaciones con empresas de Cuba.

Recientemente el grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Santander llevó al pleno una moción de condena a la Ley norteamericana que impone el bloqueo económico, comercial y financiero a empresas santanderinas, españolas y de todo el mundo que negocien con Cuba.

La mala defensa de la moción por parte de Pedro Casares y el desconocimiento de la realidad, llevaron a que la moción decayera por la oposición del PP y Ciudadanos que, mezclando churras con merinas, incluyeron en la discusión de la misma temas de política interna del regimen de Cuba, en un tema exclusivamente económico que afecta a empresas santanderinas.

El enfrentamiento político de los grupos del Ayuntamiento de Santander se impuso al sentido común, una vez mas.