La Agencia EFE desde la Habana informa que Cuba denunció este miércoles que las restricciones del embargo de Estados Unidos frustraron el donativo de mascarillas, ventiladores y pruebas para detectar el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, enviado por el gigante electrónico chino Alibaba a la isla, que ya suma seis muertes y 212 casos confirmados de la enfermedad.

«Las cosas para Cuba siempre son más difíciles. Ni en tiempos de pandemia a los cubanos se nos permite respirar tranquilos», aseguró el embajador cubano en Pekín, Carlos Miguel Pereira, citado en la portada del diario oficial Granma, que narra cómo la empresa de transporte contratada por Alibaba renunció a tocar puertos isleños

El cerco impide, entre otras restricciones, que la isla use el dólar en transacciones internacionales, prohíbe a los cubanos la compra de un producto con más de un 10 % de componentes estadounidenses y establece una penalización de 180 días antes de entrar a EE.UU. a los buques que toquen puertos cubanos.

La administración Trump ha recrudecido las medidas restrictivas contra Cuba para tratar de asfixiar su ya frágil economía en represalia por la supuesta ayuda a Nicolás Maduro en Venezuela.

AYUDA PARA TODOS MENOS CUBA

La ayuda anunciada por el fundador de Alibaba, Jack Ma, incluye dos millones de mascarillas, 400.000 pruebas rápidas y 104 ventiladores a 24 países de Latinoamérica y el Caribe, entre ellos Cuba, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, República Dominicana y Peru.

Ma, uno de los hombres más ricos del mundo, ya había enviado a través de Alibaba y la fundación que lleva su nombre cargamentos humanitarios similares a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Italia, Irán y España, entre los países más golpeados por la pandemia.

Poco después los donativos también llegarían a países africanos y asiáticos.

Sin embargo, «uno de esos envíos no podría llegar a su destino final», confirmó el embajador cubano en China, que agradeció a Ma «por haber pensado» en los cubanos y «por los esfuerzos que todavía hace para que el aporte de su fundación llegue por fin a su destino».

«El noble, descomunal y encomiable esfuerzo de Jack Ma, que había logrado llegar a más de medio centenar de países en todo el mundo, no pudo tocar suelo cubano, sin importar cuán necesarios podían ser esos recursos en apoyo a la batalla que libra la pequeña isla asediada y bloqueada», subrayó el diplomático.

SOLIDARIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Muchas son las voces que se alzan para pedir el levantamiento de las restricciones de Estados Unidos a países como Irán, Venezuela y Cuba, en momentos en que la pandemia del coronavirus golpea fuertemente a los sistemas de salud y las economías de todo el mundo.

Una campaña online en la plataforma de activismo ciudadano Change.org, iniciada por cubanos residentes en ese país, ya acumula más de 15.800 firmas para pedir a la administración Trump el levantamiento del embargo.

Los Consejos de Iglesias de Cuba y Estados Unidos también reclamaron el cese del «bloqueo» en un comunicado conjunto, donde demandaron que «pare toda manipulación y uso de los intereses políticos y económicos» ante la crisis humanitaria global actual, agudizada y visibilizada por la pandemia de la COVID-19.

Hasta ahora Cuba registra seis muertes y 212 casos confirmados de la enfermedad, mientras mantiene a más de 2.700 personas aisladas en instalaciones sanitarias.

El Gobierno cubano anunció ayer el cierre total de fronteras y reforzó las medidas para enfrentar la epidemia, entre ellas la suspensión del multitudinario desfile del Día de los Trabajadores el 1 de mayo.