Juan Ramón Carrancio, el exdiputado de Ciudadanos, ahora en el grupo mixto como independiente, nos confesó en su día que tras la “derechización de Ciudadanos” le hace sentirse mas cerca del PSOE.

En la sesión de ayer en el Parlamento de Cantabria el diputado Carrancio fue el responsable de que el Gobierno sacara adelante dos votaciones frente a la oposición.

La abstención del exparlamentario de Ciudadanos impidió urgir la implantación de la oficina judicial propuesta por el PP y rechazar una proposición no de ley de Podemos sobre la leche.

Tras la irrupción de Felix Alvarez en Ciudadanos, Jose Ramón Carrancio denunció la derechización del partido naranja, por las “relaciones que Álvarez tiene con el PP” que ha tratado de eliminar los derechos de este diputado, miembro de la Mesa del Parlamento.

La llegada de Álvarez a supuesto el despido de los asesores que que Ciudadanos tenía contratados para ejercer las labores de prensa y redes sociales y en su lugar contratar a otros, entre los que se encuentra un familiar directo de un asesor de prensa del PP.

Carrancio nos desveló que tras el intento de sacarlo de la Mesa del Parlamento tan solo  estaban intereses económicos.

Las subvenciones que cada grupo recibe para asesores es la razón de fondo.

Baste conocer que el PP recibe cerca de 80.000 euros al mes para la contratación de asesores de prensa y demás.

El voto de Carrancio se ha convertido en decisivo para cualquier asunto. Carrancio quiere mantener su independencia y nos asegura que aunque pueda votar los presupuestos de 2018, si se contemplan en ellos su propuestas de transparencia, mantendrá su libertad para votar, con unos u otros, las posteriores propuestas parlamentarias.

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA