Diputados inmorales y sinvergüenzas. Los Diputados españoles se suben el sueldo por encima de IPC. Siento verdadera vergüenza ajena por estar representados por esta clase de políticos. Pero si usted pudiera subirse el sueldo a su antojo ¿no lo haría?

Evidentemente los políticos quieren equipararse a los bancos y grandes empresarios.

Pensaran que si los grandes empresarios aumentan sus ganancias y los bancos presentan balances de beneficios multimillonarios ellos no van a ser menos.

Mientras tanto, los autónomos, trabajadores y jubilados, supervivimos a duras penas. Perdemos cada día capacidad adquisitiva y, muchos, nos vemos obligados a disminuir nuestros salarios, para mantener activos nuestros proyectos.

Nuestros orondos Diputados y Senadores no se cortan en subirse el sueldo. Sueldo que pagamos los trabajadores con nuestros impuestos.

No insulto cuando afirmo que los políticos no tienen vergüenza. Solo reflejo una realidad que hoy se ha puesto de manifiesto. La inmoralidad de la mayoría se ha puesto de manifiesto.

Salarios mensuales que superan el medio millón de las antiguas pesetas son considerados escasos por estos y estas ciudadanas.

Evidentemente ellos, como sus ingresos no se relacionan con su verdadera productividad, pueden subirse el sueldo y lo hacen.

Aún recuerdo cuando en 2011 me vi obligado a disminuir mi salario a 500 euros para intentar mantener vivo mi proyecto empresarial antes de que la crisis económica se lo llevara por delante.

Es normal que cada día los españoles nos veamos menos representados por estos profesionales de la política y la abstención aumente. Ante esta realidad es normal que los movimientos radicales de izquierda y derecha vayan ganando adeptos con postulados demagógicos sobre este tema

Muchos países democráticos no tienen Senado. La inmensa mayoría de españoles apostamos por su desaparición. En respuesta los Senadores se suben el sueldo. Tírame una bomba lacrimósa que tengo ganas de llorar, que se está poniendo la cosa que no se puede aguantar.

Hoy, día de la Constitución Española, queda claro que los principales beneficiarios de esta llamada “Ley de leyes” han sido los políticos españoles. Con el paso de los años, la profesionalización de los políticos ha provocado la desafección del pueblo que les elige pero ellos pasan de su pueblo y solo abrazan al poderoso caballero Don Dinero.

Ante la subida del 2.5% en sus sueldos, dos décimas por encima del IPC español, los trabajadores y autónomos solo tenemos la alternativa de llevarnos las manos a la cabeza, patalear y pagar nuestros impuestos a través de nuestras nóminas para que “sus señorias” puedan subirse el sueldo.

Hoy día 6 de diciembre, Día de la Constitución ¿podemos los españoles sentirnos orgullosos de nuestra partidocrácia?

Antonio Mora Ayora

Editor