La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha trasladado a las empresas cántabras el compromiso del Ejecutivo de poner a su disposición “todas las herramientas necesarias para la mejora de su competitividad, el impulso al I+D+i, y para la implantación de programas de Industria 4.0, tanto a través de la formación como de ayudas directas”. Un compromiso que se materializará en el próximo programa de ayudas de SODERCAN que se presentará en pocos días, según ha anunciado Díaz Tezanos.

La vicepresidenta ha hecho estas declaraciones durante la clausura de la jornada organizada por el Clúster de Automoción (GIRA) con la colaboración del Clúster de la Industria de Automoción de Cataluña (CIAC), para compartir casos de éxito de la Industria Conectada 4.0.

Una jornada que ha inaugurado esta mañana el consejero de de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, quien también ha incidido en los planes puestos en marcha por el Ejecutivo este año para fomentar la innovación en el tejido industrial de la región y que suponen una inversión de alrededor de 5 millones de euros.

“La nueva revolución industrial ya esta aquí y presenta una serie de retos y oportunidades que tenemos que saber aprovechar”, ha asegurado la vicepresidenta. “Es muy importante para nuestras empresas el estar preparadas para aprovechar todas las oportunidades que la digitalización de la industria ofrece para transformarse, para ser más competitivas, y para dar más respuestas a las nuevas exigencias de los clientes”, ha añadido.

“Se trata, en definitiva, de estar preparados para afrontar el futuro, que ya es presente, y los nuevos modelos de negocio que requiere la economía del siglo XXI, que es mucho más dinámica, mucho más tecnológica y, sobre todo, que tiene incorporada mucha más investigación, desarrollo e innovación”, ha señalado.

La vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno de Cantabria va a estar al lado de las empresas para ayudarlas a dotarse de “todas las mejoras disponibles para que eleven su competitividad, su productividad y, además, que todas éstas mejoras se traduzcan en la creación de empleo, y que sea un empleo estable y de calidad”.

Además, se ha referido al capital humano “que es un activo imprescindible para la economía 4.0 y cuya cualificación profesional es la base de la productividad de las empresas”, y a los ‘facilitadores tecnológicos’, nexos entre la tecnología y las empresas, y “claves” a la hora de acelerar el proceso de implantación de la Industria 4.0.

Cuatro planes para innovar la industria cántabra

Francisco Martín, durante la apertura de esta jornada, ha recordado los cuatros planes de acción que el Gobierno de Cantabria ha incluido en el presente ejercicio presupuestario para fomentar la innovación en el tejido industrial de la región y que suman alrededor de 5 millones de euros para favorecer la industria digitalizable y fortalecer el músculo de las TICs cántabras.

En primer lugar, el programa INNOVA reúne una línea de subvenciones para desarrollar proyectos de innovación y que cuenta este año con una financiación de 3 millones de euros. Para poder acceder a esta convocatoria, el consejero ha señalado que el tamaño mínimo del proyecto ha de ser de 50.000 euros. Además, Martín ha señalado que paralelamente se han convocado las ayudas INNOVA Plus, destinadas a productos y procesos mucho más cercanos a la comercialización y al mercado.

Otro proyecto novedoso para 2017 es el plan ‘Industria 4.0’, cuyas bases, ha adelantado el consejero, serán publicadas esta semana en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). Esta iniciativa contará con un millón de euros para la este tipo de industria, con un nivel de solución de hasta un 50% en la financiación de proyectos con un volumen mínimo de 30.000 euros.

Finalmente, Martín se ha referido a los Cheques de Innovación, un producto que también se pone en marcha por primera vez este año y que, según ha explicado, se trata de una especia de talones al portador para que empresas más pequeñas puedan reunir los servicios de un proveedor de tecnología para adaptar sus procesos productivos. En este caso, las ayudas estarás destinadas a procesos con un tamaño menor a los 20.000 euros.

Casos de éxito de la industria 4.0

La jornada ha contado con la participación de alrededor de 50 expertos del sector de automoción y durante la misma se han presentado cinco buenas prácticas ya probadas en otras empresas de fuera de la región, en las que se ha obtenido un incremento de la productividad y eficiencia de procesos aplicando competencias de la industria 4.0.

Así, se ha compartido la experiencia de la empresa GRAMMER Automotive Española, que puso en marcha un Sistema de Ejecución de Manufactura que ha permitido automatizar las actividades burocráticas y mejorar la productividad de los trabajadores en planta al reducir las tareas que no aportan valor añadido, y el caso de éxito de la empresa CIL Logística Dedicada, que ha llevado a cabo una transformación digital de un centro logístico convencional con el objetivo de medir el grado de ocupación real, evaluar la eficiencia de las tareas logísticas, dimensionar adecuadamente los recursos logísticos e inferir acciones de mejora de acuerdo a la monitorización en tiempo real.

También se ha analizado el caso de la empresa Tecnicarton que implantó un sistema de gestión digital de la información en una planta productiva convencional para lograr mejorar el grado de compromiso e implicación de los operarios, y el de la empresa GEDIA, que puso en marcha un sistema desatendido de recogida de piezas desordenadas, ubicadas en dos contenedores, para su colocación en un útil proceso y su retirada posterior. De esta manera, se reducen drásticamente los tiempos y los costes de aprovisionamiento, así como el número de aprovisionamientos incorrectos

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA