El PRC acusa al PP de “llevar décadas confinado en Madrid”

Los regionalistas instan a los ‘populares’ a ser “cooperantes” con el Gobierno cántabro para “poner en marcha proyectos que beneficien a los ciudadanos”

El Partido Regionalista de Cantabria ha sostenido hoy que “quienes llevan décadas confinados” son los diputados nacionales del Partido Popular, así como de otras formaciones políticas, a los que “nadie conoce”. Diputados, han añadido, que  “no han tenido ningún escrúpulo” en votar en contra de los intereses de Cantabria, como el diputado Diego Movellán que apoyó el presupuesto de Mariano Rajoy que eliminó la partida de los Presupuestos Generales del Estado para pagar las obras del Hospital Valdecilla.

En este sentido, han subrayado que, “afortunadamente”, ahora los cántabros cuentan con un diputado nacional que “realmente” defiende los intereses de la Comunidad Autónoma y “vela” porque la deuda que el Estado tiene con Cantabria en infraestructuras ferroviarias y viarias, entre otras, “se cumplan”.

Para los regionalistas, la representación cántabra en Madrid ha cambiado desde que el PRC tiene sendos representantes en ambas Cámaras, lo que ha derivado en que “la voz” de Cantabria se escuche en Madrid.

De este modo, han puesto en valor la presencia del diputado nacional del PRC, José María Mazón, en el Congreso de los Diputados, tal como se vio ayer al conocer la aprobación provisional del estudio informativo de la línea de alta velocidad entre Nogales de Pisuerga y Reinosa y el inicio del proceso de información pública del proyecto, valorado en casi 800 millones de euros.

Además de la del diputado regional y senador autonómico, José Miguel Fernández Viadero, a través de las diferentes iniciativas que ha llevado a la Cámara Alta, como una moción para parar el Decreto-ley del Gobierno de España que impedía a los ayuntamientos el uso de los remanentes.

Por ello, les llama la atención que los diputados nacionales del PP “alcen la voz” en contra del presidente del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, porque “contrasta” con la actitud “amable y cooperante” de la presidenta de los populares cántabros, María José Sáez de Buruaga, para “alcanzar” acuerdos que “favorezcan la puesta en marcha de proyectos que beneficien a los ciudadanos”

En su opinión, los diputados nacionales deberían “optar” por la actitud de su presidenta, ya que “es lo que demanda la sociedad. Los ciudadanos quieren diálogo y consenso y no críticas desaforadas que no conducen a ningún lado”.