El PP exige a Francisco Martín que aborde esta legislatura los “deberes que tiene pendientes con la empresa”

Vidal de la Peña reclama a la Consejería de Industria que exija en Madrid el impulso al Estatuto del Consumidor Electrointensivo, impulse un marco regulatorio para la transición energética y aborde en la legislatura la Estrategia Regional de Economía Circular y una auditoría de tramitación burocrática

El diputado regional del PP, Lorenzo Vidal de la Peña, ha exigido al consejero Francisco Martín que aborde esta legislatura los “deberes que tiene pendientes con la empresa” después de haber interpelado en el pleno del Parlamento de Cantabria al responsable de Industria sobre la situación actual del tejido industrial, en una intervención elaborada a partir de las aportaciones realizadas durante más de una semana por empresariado y trabajadores de la comunidad autónoma.

El portavoz de Industria del Grupo Popular ha reclamado al consejero entre otras cosas que exija en Madrid el impulso al Estatuto del Consumidor Electrointensivo, una actuación que algunas de las más importantes empresas de la comunidad autónoma requieren con urgencia para contener el gasto en consumo eléctrico, una factura que  llega a suponer más del 50% de los gastos de producción.

Lorenzo Vidal de la Peña ha explicado que, actualmente, “una empresa como Solvay no encuentra interlocutor estable con quien obtener certidumbre acerca de la normativa a la que debe someterse en el proceso de transición energética”, ello pese a que se prevé que “durante la ejecución del plan de transición, Solvay crearía un centenar de puestos de trabajo y otros veinte después”.

Según el diputado del PP, la Consejería de Francisco Martín debiera actuar como una auténtica representación de los intereses de la empresa en Cantabria que haga sentir en Madrid la necesidad de un marco regulatorio para la transición energética, así como abordar en la legislatura la Estrategia Regional de Economía Circular que la comunidad necesita, porque “el compromiso ambiental no es gratis, pero sí puede ser mucho más barato”, ha dicho.

Vidal de la Peña ha reprochado a Martín que “en sus nueve años como consejero, los cántabros hemos perdido millones de euros y miles de empleos por no haber hecho una auditoría de tramitación burocrática, no haber implantado un sistema de trazabilidad de expedientes, no haber creado la figura de un gestor único para una empresa”.

LOS SUSPENSOS DE MARTÍN LOS PAGAN TODOS LOS CÁNTABROS

El parlamentario del PP ha recordado que el presidente Miguel Ángel Revilla puso como deberes al consejero subir el PIB Industrial de Cantabria hasta el 23’5% y asegurando que su grupo parlamentario quiere ayudarle a conseguirlo “porque sus suspensos los pagamos todos los cántabros”.

Y a este respecto ha lamentado, tras 100 día de Gobierno, el consejero no ha puesto a disposición del sector del Comercio un interlocutor, ya que no se ha nombrado aún a la persona que ocupará la Dirección General de Comercio. En este sentido lamentó también que el Plan de competitividad para las más de 35.000 personas que trabajan en Comercio, el 69% de mujeres, se base “en campañas de rifas, globos y pegatinas”.

Igualmente Vidal de la Peña ha criticado que el consejero de Industria hable de digitalizar Cantabria y presente un proyecto europeo dotado con 1,6 millones de euros cuando al leer la letra pequeña resulta que a la región van a llegar 106.000 euros.

El diputado del PP considera necesario además que Martín explique qué ha pasado con las ayudas a la Innovación, porque la Consejería ofrece más de cinco millones de euros en subvenciones y “las empresas no los quieren”. “Alguna clase de lío ha montado con el dinero de los cántabros para que en alguna convocatoria no haya ni una empresa en toda la Comunidad que se haya podido acoger a estas subvenciones”, ha apostillado.

Por otra parte Vidal de la Peña ha señalado que Cantabria es la comunidad con mayor número de empresas de logística por habitante, PYMES y autónomos que -según ha dicho- se preguntan cómo se le queda el cuerpo al consejero cuando en Madrid su partido otorga su voto a un Gobierno Socialista que anuncia medidas que suponen la extinción del sector tal y como lo conocemos en la comunidad.

Por todo ello Vidal de la Peña ha pedido al consejero que no se conforme con ser un “mirón político”, recordando que “vienen tiempos de retos y oportunidades” pero en Cantabria “los datos retratan un desplome: la compraventa de viviendas cayó un 27,1%, la matriculación un 20%, la creación de empresas bajó un 42,6% y solo hay un indicador que sube: hasta un 6,77% más en septiembre, el indicador del desempleo, a día de hoy, el más alto de España”.