¿Cuál es el mejor Camino de Santiago para primerizos?

Lo tienes decidido. El próximo año vas a recorrer el Camino de Santiago y ya te estás entrenando para las caminatas que te esperan. La experiencia que se vive con este peregrinaje es única y especial, algo que hace que miles de personas de todas partes del mundo acudan a Santiago de Compostela año tras año, y que muchas de ellas repitan al menos otra vez más a lo largo de sus vidas.

Algo que todo el mundo recomienda, pero que requiere preparación tanto física como mental. Son días de recorrer kilómetros a pie por toda clase de sendas, viviendo mil y una aventuras y conociendo a personas de todas partes del mundo, pero poniéndote a prueba. Por eso es sumamente importante saber qué tipo de camino escoger para empezar. Porque no existe una única forma de llegar a Santiago, y hay una primera ruta que es ideal para empezar. No, no nos referimos al Camino Portugués desde Santarem, aunque sea de los favoritos.

Camino Francés: la mejor opción para tu primer Camino de Santiago

El Camino Francés es considerado como el mejor para empezar en tu senda de caminante, y es algo en lo que coinciden la inmensa mayoría de peregrinos. Hay numerosas razones por las que se recomienda tanto, pero una de las principales es que sus últimos 100 km son perfectos para principiantes. Ese tramo en concreto es el mejor para hacer tu primer Camino de Santiago.

No es solo por una cuestión de extensión, lo que implica menos días y menos esfuerzo físico, sino también por todo lo que hay en este camino. Cuenta con numerosas conchas de vieras y flechas amarillas que dejan clara la ruta a seguir en todo momento, y además hay una enorme variedad de alojamientos donde hospedarte a diario, con precios para todos los bolsillos. Además, también encontrarás numerosos supermercados, bares y hasta farmacias. Tendrás infinidad de servicios a tu disposición cada día, cosa que no se puede decir de todos los caminos.

Por supuesto, también tiene sitio para unos paisajes únicos. Aunque hay otras opciones que son más atractivas en este sentido, como el Camino Portugués desde Coimbra, el francés te hará recorrer prados, montes y hasta ríos, descubriendo la enorme variedad y la belleza de los paisajes del norte de España. De hecho, es ideal también para conocer el patrimonio histórico de la región, porque no faltan las iglesias, ni los cruceiros ni otras muchas estructuras únicas que atraen las miradas de propios y extraños.

En definitiva, su accesibilidad y amigabilidad es lo que hace que el Camino Francés sea la mejor opción para quien vaya a hacer el Camino de Santiago por primera vez. Si quieres vivir la experiencia a fondo, sin exigirte más de la cuenta y sin riesgo a sufrir lesiones o problemas que empañen tus vivencias, es la mejor ruta que puedes escoger. Ya tendrás tiempo de ponerte a prueba y de descubrir más lugares con todos los otros tipos de caminos que hay. Haz que la primera vez sea fácil.