Gómez: “Sánchez vuelve a pintarle la cara al PSOE y a Revilla con sus constantes desprecios a los cántabros”

  • El candidato de Cs al Congreso teme que las inversiones previstas para la mejora de la red de cercanías de Cantabria para 2022 “se queden en cero euros”

“Sánchez vuelve a pintarle la cara al PSOE y a Revilla con sus constantes desprecios a los cántabros”, ha sostenido el candidato de Ciudadanos (Cs) al Congreso de los Diputados por Cantabria, Rubén Gómez, para quien el hecho de que Adif haya aprobado una inversión urgente para la mejora de cercanías en Asturias, mientras que “a Cantabria nos llega cero”, es la prueba de que los socialistas de Cantabria “no pintan nada” y también de que el papeluco de José María Mazón “no ha servido para absolutamente nada”.

El candidato de Cs ha explicado que Cantabria y Asturias tienen un plan de inversiones para la mejora de la red de cercanías, con una problemática idéntica, “más o menos por las mismas cantidades”, con la diferencia de que el de Cantabria es para 2022 y el de Asturias para 2025. Sin embargo, “una vez más se vuelve a demostrar que Sánchez desprecia a Cantabria y a los cántabros” y, ha subrayado, “mucho nos tememos que llegue 2022 y esas inversiones previstas de 600 millones de euros que queden en cero”, como viene sucediendo, según sus palabras, “desde hace veinte años” con los gobiernos de PSOE y PP en Madrid, “siempre con el aplauso cómplice del PRC”.

“Esto no lo soluciona un papeluco ni pasearse por todas las televisiones del Madrid”, ha manifestado Rubén Gómez, que ha puesto como contrapunto al “gobierno serio, que respete a todos los cantabros y españoles por igual” que representa Cs. Un motivo por el que ha considerado “urgente” que el 10N “España se ponga en marcha” con un Gobierno que defienda “la igualdad de todos los españoles”, de manera que “todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y oportunidades en todas las comunidades, de forma independiente a dónde vivan”.

“Eso solo lo garantiza Cs”, ha enfatizado Gómez, que ha advertido de que los cántabros “ya estamos hartos de ser una comunidad autónoma de segunda”. “Estoy convencido de que a partir del 11N tendremos ese Gobierno y podremos responder a las necesidades de todos los españoles y también de los cántabros”, para que, entre otras cosas, “la mejora de nuestra red de cercanías sea una realidad”