Ruiloba

El municipio de Ruiloba está situado en la zona costera occidental de la región de Cantabria, ocupando una extensión de 15 Km cuadrados con una población de 762 habitantes.

Este Ayuntamiento nació como consecuencia de la división en el pasado siglo del antiguo Alfoz de Lloredo en cuatro ayuntamientos constitucionales. Menciones antiguas de documentos hacen referencia a núcleos de población existentes a comienzos del siglo XII y concretamente del año 1128.

El patrimonio arquitectónico que se conserva adquiere un notable interés, así por ejemplo, la Torre de Trasierra en la que se administraba la justicia, la Casa de los Reyes en Liendres, las ermitas de San Roque, del Pilar, y San Pantaleón del siglo XVIII, el convento de Carmelitas en el barrio de Pando o la iglesia de la Asunción en Ruilobuca edificada en 1635.

Aunque las festividades que se celebran en este ayuntamiento son diversas, como la de Nuestra Señora y San Roque el 16 de julio en el barrio de la Iglesia y Pando, la de Santiago el 25 de julio en el barrio de Sierra y Tramalón, la de Santa Eulalia el 3 de febrero en el barrio de Trasierra en donde el día 2 de julio se celebra asimismo Nuestra Señora del Remedio en el barrio de Liandres, yendo en peregrinación a la capilla del Remedio, la fiesta más importante de Ruiloba la constituye sin duda la del «Mozuco» que se celebra el 9 de septiembre de cada año con una peregrinación hasta la famosa ermita de la Caridad sita en la Ayuela de Udías, que conserva un hermoso retablo del siglo XVIII y que la tradición quiere que fuera levantada por unos náufragos irlandeses allá por el siglo XII.

Lo cierto es que al menos en el siglo XVI y concretamente en 1517 esta ermita recibía ya donaciones de particulares, que en 1639 se dicen en ella misas de difuntos y que en 1648 recibe visita arzobispal. En 1819 los vecinos de Ruiloba juran en concejo ir a pie todos los años en agradecimiento por la protección de esta virgen contra la fiebre amarilla.

Puede considerarse esta fiesta como una de las de mayor sabor popular de Cantabria, y con una importante aportación folklórica de carácter autóctono representada por la actuación de los danzantes o picayos que interpretan danzas cuyo origen se desconoce, pero que se pretende se debe a la llegada de unos veteranos militares de Flandes en tiempos de Felipe II. Lo cierto es, en todo caso, que los «danzantes de Ruiloba» ya eran famosos en el siglo XVI y que a comienzos del siglo XVII eran llamados a actuar en diferentes pueblos y villas con ocasión de sus fiestas cobrando su salario, tal como se registra hicieron en la villa de Santillana concretamente en el año 1669 con ocasión de la fiesta del Corpus Christi.

El sector primario es el predominante, siendo el subsector ganadero el más importante, con una cabaña vacuna con orientación láctea estando el subsector agrícola dependiente del anterior aunque el microclima que posee le augura un importante desarrollo en base al cultivo de citricos y maderas nobles propias de otros climas.

Sorprende el numeroso conjunto de arquitectura civil de Ruiloba, con multitud de casas apretujadas y desordenadas, entre las callejuelas de la población, repartiéndose las piezas heráldicas, fruto del trabajo de los indianos.

En el viejo Valle de Alfoz de Lloredo se constituyó, como uno de los cuatro ayuntamientos constitucionales, el municipio de Ruiloba, formado por siete aldeas y un lugar –La Iglesia- que es su capital y principal núcleo de población. Recibe este nombre por la denominación fluvial, tan frecuente en la Montaña –»Río de Loba»-. La más antigua mención se encuentra en un documento sin fecha, pero que corresponde aproximadamente al año 1128, que trata de la donación de una heredad que es «in Río de Loba» a la Abadía de Santillana.

Ruiloba y sus ocho barrios constituyen una unidad administrativa configurada como «concejo, cabeza y collación» en el Becerro de las Behetrías (1352), en donde aparece como dependiente del Obispado de Burgos y en el que diferentes dependencias Señoriales ligaban a sus gentes con la Abadía de Santillana y de Oña y las casa de Ceballos y de la Vega. De allí pasaron al señorío y marquesado de Santillana, hasta conseguir su independencia al finalizar el Pleito de los Valles, quedando incorporada a la Corona, a excepción de la parte abadenga de Santillana, barrios de Trastierra y de Santa María.

Ruiloba lo forman los siguientes municipios:

CASASOLA: Dista 2,4 km la capital. Se sitúa al este del término municipal y tiene una altitud de 40 m sobre el nivel del mar. 44 habitantes forman su núcleo poblacional.

CONCHA: Esta localidad cuenta con 43 vecinos constituyendo así el núcleo poblacional más reducido 2,5 km es la distancia que separa Concha de la capital del término. Cuenta con una altitud de 40 m sobre el nivel del mar.

LA IGLESIA: Ubicada en el centro del municipio, en La Iglesia recae la capital. Con 43 km de distancia de la capital cántabra, esta localidad cuenta con la mayor población de Ruiloba, 147 habitantes. Tiene una altitud de 35 m sobre el nivel del mar. Lo más sobresaliente de esta localidad es precisamente la torre y cúpula de la iglesia de la Asunción, que data del siglo XVII, aunque sufrió una reconstrucción en 1883.

En La Iglesia, el barrio donde se encuentra la capital del municipio, destaca la iglesia parroquial de La Asunción, obra del siglo XVII que fue reformada dos siglos más tarde adquiriendo un aire centroeuropeo, con una bella torre y cúpula.

LIANDRES: Situada al norte de la capital y distante de la misma por 1 km. Se alza 60 m sobre el nivel del mar. Aquí residen 77 habitantes.

PANDO: 143 habitantes forman el núcleo poblacional de esta localidad. Se sitúa a 2 km al oeste de la capital del término. Posee una altitud de 50 m sobre el nivel del mar. En este barrio se alza el convento de los carmelitas, un sobrio edificio del siglo XVIII.

RUILOBUCA: Es la localidad emplazada más al sur del término municipal. Dista 1 km de La Iglesia y se alza a 60 m de altitud. Viven en ella 47 personas.

SIERRA: Cuenta con 131 habitantes asentados a 104 m de altitud sobre el nivel del mar. Situado al norte de la capital, dista de la misma 2km.

TRASIERRA: También al norte de la capital se encuentra este pueblo de 130 vecinos. 3,8 km es la distancia que le separa de La Iglesia. Tiene una altitud de 110 m sobre el nivel del mar.