Ruesga

Ayuntamiento Ruesga
Localidad Riba de Ruesga
Dirección Barrio La Vía, s/n
Código Postal 39815
Habitantes: 1.109
Superficie 88 km2

En la comarca del río Asón, en la zona oriental interior de la región de Cantabria se encuentra el municipio de Ruesga, ocupando una extensión de 88 km.cuadrados en los que se sienta una población de aproximadamente 1.100 habitantes

El valle de Ruesga es mencionado ya en el S. XI en el testamento del rey Ordoño II que se conserva en el «Líder Testamentorum» de la Catedral de Oviedo. A lo largo de la Edad Media este

   Valle aparecerá vinculado al señorío de los Velasco e históricamente correrá suerte pareja con el valle de Soba, con el que limitaba y con el valle de Villaverde (Villarverde de Trucios).

   De todas las festividades que tienen lugar en este ayuntamiento la que sin duda guarda en la actualidad un mayor interés es la de El Milagro o «El Milagruco» el 3 de septiembre en el lugar de Valle. Esta es una fiesta que se celebra con una romería de gran tipismo, a la que se acude en peregrinación. Es costumbre inmemorial el ir mujeres desde Noja, Laredo o Santoña a darle gracias a la Virgen o a pedirle favores para los pescadores.

   El municipio de Ruesga se encuentra situado en la zona oriental interior de la región de Cantabria, limitando con los municipios de Soba, Arredondo, Solórzano, Voto y Ramales de la Victoria. Pertenece a la comarca del Asón. Partido Judicial de Santoña. El municipio posee una extensión de 88 kilómetros cuadrados, en la que se asientan 1.475 habitantes de hecho (según el Nomenclátor de 1984), lo que supone una densidad de 16,7 habitantes por kilómetro cuadrado, densidad baja respecto a la media de la comunidad.
La población actual se reparte uniformemente entre las seis entidades que componen el municipio, siendo Riba la capital y en la que no se aprecia un fenómeno de concentración importante (15,7%).

   Dentro de la organización del poblamiento y las características del hábitat, tiene gran peso, en este municipio, el poblamiento disperso o en diseminado que supone aproximadamente un 44 por ciento del total de viviendas.

   Esta organización está fuertemente ligada al desarrollo de la actividad económica municipal, dominada por el sector primario, donde el peso de la ganadería es fundamental.

   Se celebran romerías y fiestas el día de San Bernabé (11 de Junio), San Esteban (3 de Agosto) y La Asunción de la Virgen (15 de Agosto).

   Como uno de los distritos singulares de la región oriental de Cantabria, aparece en la documentación histórica conservada en el Valle de Ruesga.

   Se menciona con este nombre en el testamento de Ordoño II, que aun cuando está interpolado, corresponde al siglo XI y que se conserva en el Liber Testamentorum de la Catedral de Oviedo. Sin duda, su configuración administrativa singular viene dad por el hecho de constituir este valle una región natural desde el punto de vista geográfico y etnológico. Está separado del Valle de Soba por una pared orográfica, Castrovalnera, Collado de las Lobas, Alisas, etcétera, que no impidió, sin embargo, una andadura histórica común hasta los tiempos más recientes.

   De entre las escasas referencias medievales, consta la vinculación de Ruesga a la Colegiata de Valpuesta, sede del obispado hasta el siglo XI. Su posición territorial convirtió a este valle en un punto de interés en el proceso de señorialización que tuvo lugar en el territorio de Castilla la Vieja y que, como principal protagonista, se configuró en la casa de Velasco.

   La expansión de este linaje a Ruesga, constatada en el Becerro de las Behetrías (1351), que especifica que «este valle de Ruesga es de Pedro Fernández de Velasco», se consolida a través del privilegio otorgado por Juan II de Castilla en 1392, por el cual confirmaba a su camarero mayor, Juan de Velasco, todos los lugares y aldeas que tenía en Ruesga y en Soba, en la puebla de Arganzón y en San Zadornín. Esto suponía, por tanto, que la administración jurisdiccional y el conjunto de funciones inherentes al señorío de Ruesga estuvieron ligados a la casa de Velasco y a sus descendientes los duques de Frías, que, como prueba el informe de Floridablanca de 1785, se ejercía a través del teniente alcalde mayor y del regidor pedáneo, nombrados por el titular del señorío.

   La documentación más antigua que especifica el pago de los pechos y derechos que los vecinos del valle han de hacer por señorío al conde de Haro datan de 1434 y allí aparecen los concejos de Matienzo, Barruelo, y Riba en Solares.

   Por tanto, a los efectos de la administración y, en cierto modo, de la historia general, los valles de Soba y Ruesga estuvieron unidos en su destino histórico desde la época medieval hasta finales del Antiguo Régimen. AL configurarse los Ayuntamientos constitucionales, el Valle de Ruesga se dividió en dos municipios. El Sur tomaría el nombre del único lugar existente, Arredondo, y el resto del valle agrupando su poblamiento principal que comprendía los lugares de Matienzo, Mentera con su barrio Barruelo, Ogarrio, Riva y Valle, estableciéndose la capital en Riva. El conjunto de ellos tenía 2.524 habitantes en 1822).

CALSECA: Población situada a 420 m de altitud y que, a pesar de pertenecer al municipio de Ruega se encuentra enclavada en Arredondo, por lo que dista 18 km de la capital municipal. Con 49 vecinos, dispone de un paisaje salpicado de cabañas pasiegas.

MATIENZO: Con una población de 297 habitantes, esta localidad se encuentra a 391 m de altitud y a 8 km de la capital municipal. En su término se localiza un importante valle Kárstico o poljé, declarado Punto de Interés Geológico. Celebra Nuestra Señora del Rosario el primero domingo de Octubre y San Martín el 11 de Noviembre.

MENTERA BARRUELO: Situado a 9 km de Riva y a 169 m de altitud, en este pueblo viven 135 vecinos. En Mentera, junto a la iglesia, encontramos una antigua casona con sencilla portalada en mampostería, resuelta con un arco de medio punto de sillería. Sobre el mismo se encuentra el escudo de armas de los Villa-Setién, sobre un rollo, timbrado por yelmo y sobre cartela de rollos. Sus fiestas son las de San Esteban el 3 de Agosto y San Bernabé el 11 de Junio.

OGARRIO: Esta localidad cuenta con 202 habitantes. Se encuentra a 2 km de la capital municipal y a 2114 m de altitud. En ella destacan algunas importantes manifestaciones artísticas, como la iglesia de San Miguel, perteneciente al gótico flamígero, o la torre de los Arredondo.

   En el cruce que conduce a Ogarrio, encontramos una casa con cubierta a dos aguas, esquinares de sillería y una galería, bajo la cual, en el portal, vemos una bonita pieza armera procedente de la casa del Cerrillo en Ogarrio. Va timbrada por yelmo, sobre cartela de rollos y tuvo por tenantes dos guerreros armados de mazas que se hallan actualmente colocados en dos hastiales, separados a la altura de las manos, del escudo que va en el portal. El campo es redondo y sencillo: castillo sobre peñas y en punta aguas. Del cuerpo superior sale una mujer por la ventana y a ambos lados vemos dos leones empinantes. Por fuera de él, ocho veneras. Armas de Arredondo.

   En este escudo se han sacado de la tarjeta las veneras. El campo es redondo como de clérigo o dama. En la parte posterior de la casa hay otro escudo con las armas de Arredondo esta vez colocado en lo alto de la fachada posterior y que merece mejor situación.Con estos dos escudos descritos, más los tres existentes en Ogarrio, se completan los cinco que se citan en el expediente de Santiago al que posteriormente haremos referencia al hablar de la casa del Cerrillo.

RIVA: Capital municipal cuenta con 172 habitantes y se encuentra a 49,5 km de Santander y a 191 m de altitud. Las iglesias de Nuestra Señora y San Pedro pertenecen a los siglos XVI y XVII. Fundada y construida a finales del siglo XIV por Hernán García de Arredondo, casado con Mayor González de la Concha, es desde antiguo conocida con el nombre de «Palacio viejo de los Arredondo».

En ella podemos distinguir con claridad las diferentes fases en la construcción del edificio. La torre, propiamente dicha, consta de  base cuadrada, tejado a cuatro aguas, mampostería en los muros y sillería en las ventanas, puertas y esquinales.

VALLE: Localizado a 3 km de Riva y a 288 m de altitud, en este pueblo viven 427 habitantes. Destacan manifestaciones como el palacio de los Valle y la iglesia gótica de San Félix.

   Situado en el barrio de la Bárcena encontramos una singular construcción de finales del siglo XVII, se trata del palacio de los Valle, quizás la construcción más representativa de todo el municipio. Consta de un cuerpo central de tres pisos y dos torres laterales construidas en mampostería con sillar almohadillado en sus esquinas y ventanas y cubierta a cuatro aguas. En la planta baja hay tres arcos de me- dio punto en sillería. La fachada principal se encuentra pintada en diversos colores, lo que le confiere una nota de singularidad al edificio. Sobre los arcos hay un balcón de hierro y una puerta de sillería con una inscripción: «Esta es la antigua casa, de nuevo reedificada».

   En la fachada sur hay un curioso mirador de madera. En el interior del palacio se encuentran unas encantadoras pinturas al fresco que decoran toda la planta primera y que fueron realizadas hacia 1886 por el pintor León Criach. Habían permanecido relegadas al olvido hasta hace poco tiempo.