Puente Viesgo

Ayuntamiento Puente Viesgo
Localidad Puente Viesgo
Dirección Martínez Mazo, 2
Código Postal 39670
Habitantes: 2.522
Superficie 36,1 km2

En la zona más meridional de la comarca costera de Cantabria se encuentra situado el ayuntamiento de Puente Viesgo con una extensión de 36,1 km.2 en los que se asienta una población cercana a los 2.500 habitantes.

De la presencia humana en términos de este ayuntamiento ya en tiempos prehistóricos da testimonio las importantísimas cuevas del Castillo, La Pasiega, de Las Monedas, La Flecha y el Lago, todas ellas con interesantes pinturas de animales y escenas de caza. El origen del nombre del ayuntamiento parece estar sin duda en la existencia, documentada ya en tiempos medievales de un puente sobre el río Pas, como se constata por la referencia a la iglesia de San Miguel de la Puente y la cita que en el S. XV se hace de «La Puente de Viesgo». Referencias documentales de la época altomedieval constatan la existencia de algunos núcleos de población de los actualmente pertenecientes a este municipio, así, por ejemplo, es citado el lugar de Vargas en el año 980 y en el 1022.

La Festividad que actualmente se celebra en el ayuntamiento que reviste mayor interés es sin duda la denominada «de la perola», de origen antiquísimo, en la que se daba de comer a los pobres; éstos recogían las especies por los domicilios de los vecinos y ellos mismos lo cocinaban en una «perola» grande y común cada 20 de enero.

En el término municipal de Puente Viesgo se localizan los siguientes cinco pueblos:

AES: Situado a 1,5 km al suroeste de la capital municipal y a 111 m sobre el nivel del mar, se trata de la localidad más pequeña del municipio, con apenas 209 habitantes. La actividad económica predominante es la agraria.

La Virgen de Gracia en Aés. El día 23 de mayo el Ayuntamiento de Puente Viesgo celebra la festividad de su patrona, Nuestra Señora la Virgen de la Gracia, en el pueblo de Aés. Cuenta la tradición que a comienzos del siglo XVI se apareció la Virgen a un mujer o niña llamada Juana Saiz de Quijano, algo más abajo del barrio del Hayero, donde en la actualidad se halla el Santuario. Se organiza una gran romería en honor de la Virgen y es de visita casi obligada para los vecinos la subida a la campa.

HIJAS: Es la localidad que se encuentra a mayor altura dentro del municipio: 190 m sobre el nivel del mar. Cuenta con 294 habitantes y tradicionalmente han sido famosas las manzanas que se recogían aquí. Sus festividades principales son San Vitores el 26 de Agosto y El Buen Suceso 6 días después.

LAS PRESILLAS: A 80 m de altura se encuentra esta población de 354 habitantes. La ganadería y la agricultura son las actividades predominantes, habiendo experimentado en los últimos años un notable crecimiento en el número de habitantes debido fundamentalmente a las viviendas construidas. Celebra sus fiestas de San Cristobal el 10 de Julio y las de San Lorenzo un mes después.

PUENTE VIESGO: La capital administrativa del municipio cuenta con 489 habitantes. Su origen se relaciona con la construcción de un puente para atravesar, en este punto más estrecho y de sólidos cimientos rocosos, el río Pas antes de su entrada en las hoces. En los últimos años, y gracias a sus riquezas prehistóricas, naturales – incluyendo cotos salmoneros – y termales, esta pequeña localidad se ha convertido en el punto turístico más importante de toda la cuenca del río Pas. Puente Viesgo se encuentra a 71 m de altura. Celebra su fiesta de San Miguel Arcángel el 29 de Septiembre

VARGAS: Su nombre se relaciona con la palabra “varga”, que alude a una cuesta o una pendiente. Es el pueblo que está experimentando un mayor incremento en el número de habitantes, contando con 1.176 Se encuentra a 60 m de altura. En los últimos años se han construido un gran número de viviendas, a la vez que se ha desarrollado una importante zona industrial que actúa como motor de todo el municipio.

Una fiesta de gran tradición en Vargas es «La Perola de Vargas» celebrada el 20 de enero, siendo la  más renombrada en todo el municipio: “La Perola”. Su origen y conmemoración probablemente se remonten a la Edad Media, estando asociada a la celebración de la festividad de San Sebastián. Cuenta la tradición que por los alrededores del pueblo de Vargas azotaba y se extendía la terrible enfermedad de la peste. Un pobre mendigo que pasaba pidiendo limosna y alimento, al ser tan bien atendido en sus demandas por los vecinos, prometió rezar por todos a fin de que San Sebastián no permitiera la llegada de la peste al pueblo. Y así sucedió. Milagrosamente, Vargas no sufrió el azote de la peste. Desde entonces, el pueblo, en recuerdo, homenaje y agradecimiento a aquel hombre, hizo la promesa de que cada año, el día de San Sebastián, se celebraría una fiesta en la que darían de comer a cuantos mendigos y pobres acudiesen a la localidad. El día de la fiesta se iniciaba con una misa y se sacaba al Santo en procesión. Posteriormente, en el portal de la iglesia comenzaban a prepararse las perolas. Al toque de las campañas, los vecinos comenzaban a acercar las comidas, preparadas en sus cocinas a base de cocidos de legumbres (alubias principalmente), embutidos y patatas, aunque también había quien aportaba el pan, el vino o alguna limosna. Una vez finalizada la recogida, a los pobres y mendigos que llegaban se les repartía la comida. En los últimos años, aunque no se ha perdido la tradición, la fiesta ha ido transformándose y adaptándose a los tiempos. La ausencia de mendigos y pobres ha supuesto que los vecinos dejen de participar activamente en la preparación de las comidas. Ahora es la Junta Vecinal la que encarga un gran cocido, que es repartido entre todos aquellos que acuden. La importancia de la fiesta ha sido reconocida por el Gobierno de Cantabria, que la ha calificado como Fiesta de Interés Turístico Regional. Otra fiesta, ésta de mucha menor relevancia es la de La Magdalena, el 22 de julio