El juzgado de lo Penal condena a un usuario del SCS a seis meses de cárcel por agredir a un médico de Urgencias

El Colegio de Médicos de Cantabria mantiene el objetivo de Tolerancia  0 en agresiones y anima a los colegiados a denunciar cualquier tipo de agresión

El juzgado Número 1 de lo Penal de Santander ha condenado a un usuario del Servicio Cántabro de Salud por un delito de atentado a funcionario público sanitario (médico de Urgencias) a la pena de seis meses de prisión e inhabilitación durante el tiempo de la condena, además de imponerle una multa en concepto de responsabilidad civil por la agresión.

El médico de Urgencias denunció al paciente por agresiones a través del Servicio Jurídico del Colegio de Médicos de Cantabria que ha ganado el juicio por los hechos ocurridos en el año 2018, que se resumen en una agresión física  y resistencia grave al médico porque no hizo un justificante de la consulta que pedía el paciente al no haberle atendido por su actitud agresiva y violenta mostrada tras un tiempo de espera en los servicios de Urgencias, hechos  que se han  demostrado con el testimonio del facultativo y de  varios testigos que presenciaron la agresión.

Por su parte, la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Cantabria se muestra satisfecha con esta nueva sentencia y asegura que continuará trabajando para disminuir las agresiones a médicos en Cantabria, comunidad que registra cifras que  superan las de la  media nacional.  Este es uno de los objetivos fundamentales que se ha planteado a corto plazo la institución colegial, que anima a todos los colegiados a denunciar cualquier tipo de agresión física o verbal durante el desarrollo de la profesión médica.

Por último, el Colegio de Médicos de Cantabria también destaca y agradece  el apoyo que recibe de las Fuerzas de Seguridad del Estado que han puesto a disposición de los profesionales de la salud al Interlocutor Policial Sanitario para combatir las agresiones, una medida que, con toda seguridad,  reducirá este tipo de delitos.