Mientras en todo el mundo los políticos llevan semanas discutiendo y quejándose de la falta de mascarillas y China hace el agosto vendiéndolas a millones, el Gobierno de Cuba puso en marcha esta campaña para conseguir que cada cubano dispusiera de su mascarilla reutilizable y miles de cubanos se pusieron a la labor de confección de sus mascarillas para sus familias, vecinos y amigos.

La solidaridad del pueblo cubano se pone de manifiesto una vez mas y da ejemplo al mundo que prefiere seguir desprotegido a ponerse a trabajar por el bien propio y de los demás.

Se ha informado que las mascarillas solo se deben llevar si se está infectado o si se convive o atiende a algún portador de Covid 19.

Esta recomendación, que en principio se hace, pierde toda validez al conocerse que la enfermedad no se manifiesta hasta los 10 o 12 dias y durante ese periodo una persona, en apariencia sana, sin síntomas, puede ser portador del virus y estar transmitiendo el virus. Por eso los médicos cubanos recomiendan su uso continuo en la calle o el trabajo, mientras en la casa debe mantenerse la distancia de seguridad con los familiares, lavarse las manos y las suelas de los zapatos cada vez que se entre de la calle.