Comienzo del estudio de prevalencia del sars cov 2 en Cantabria. El SCS empezará mañana a contactar con los 840 hogares seleccionados para el estudio que estimará el porcentaje de infectados de coronavirus en la región

Cantabria incluirá en el estudio ya que realizará una prueba PCR a aquellas personas que den positivo en el test rápido de detección de anticuerpos para un adecuado seguimiento del paciente

La fase de llamamiento se realizará a lo largo de todo el estudio y durará aproximadamente ocho semanas

El centro de llamadas del Servicio Cántabro de Salud comenzará mañana a llamar a las 2.100 personas de los 840 hogares seleccionados para estimar el porcentaje de personas que se han infectado de coronavirus en la región y obtener información sobre la transmisión del virus entre las personas, dentro de los hogares y a nivel comunitario.

Esta primera fase, de llamamiento y cita en el centro de salud correspondiente para la obtención de las muestras, durará aproximadamente ocho semanas. En el primer contacto telefónico, se informará sobre el estudio y, si los seleccionados están dispuestos a participar, se concertará una cita para la obtención de las muestras. Además, en la misma llamada se recogerá información básica sobre las características del hogar y las personas que conviven en él.

Cada persona que acepte participar responderá a una breve encuesta, de unas 30 preguntas, para conocer si ha sido diagnosticada previamente de COVID-19, si tiene o ha tenido síntomas compatibles con la enfermedad, si tiene algún factor de riesgo para desarrollar COVID-19 grave y si ha tenido contacto con alguna persona con coronavirus.

En Cantabria se han seleccionado al azar por secciones censales un total de 840 hogares en los que se testará a 2.100 personas. En conjunto, se analizarán 24 hogares de 35 municipios, enclavados en 28 Zonas Básicas de Salud.

Las llamadas se realizarán por un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales de distintas categorías, entre los que se encuentran médicos, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadores sociales y administrativos. Todos ellos han recibido un curso específico por la Escuela Nacional de Sanidad para la aplicación de los protocolos que han de seguir en todo momento. El equipo trabajará en turnos de mañana y tarde mientras dura la fase de llamamiento y cita.

En Cantabria también PCR

La cita concertada servirá para la realización de un test rápido de anticuerpos mediante digitopunción (en el caso de los bebés el pinchazo será en el talón del pie) con el que se obtienen resultados en 10 o 15 minutos. Estas pruebas se realizarán por los equipos enfermería de Atención Primaria, que también han recibido una formación a través de la plataforma on line de la Escuela Nacional de Sanidad.

Además, se propondrá a los participantes una extracción de sangre que será analizada en los hospitales de Cantabria y, a posteriori, se remitirá el suero al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda para realizar técnicas más precisas y futuras investigaciones. La extracción de sangre no será requisito imprescindible para participar en el estudio.

Además, en Cantabria, como novedad, se realizará una prueba PCR de detección activa de la enfermedad a todas aquellas personas con positivo en los anticuerpos IgM y/o IgG. Un extra que servirá para realizar un seguimiento más adecuado del paciente y dilucidar la evolución natural de la epidemia.

A cada participante se le entregará el resultado del test rápido, junto con información general sobre las medidas de prevención de la infección por el SARS-CoV-2, si bien el estudio no está diseñado para realizar diagnósticos clínicos ni para proporcionar recomendaciones individualizadas de salud pública a cada participante. La información obtenida del mismo se utilizará exclusivamente con objetivos epidemiológicos en el marco de este estudio de investigación.

Objetivos del estudio

El estudio, auspiciado por el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, el Instituto Nacional de Estadística y las Comunidades Autónomas, servirá para conocer las verdaderas dimensiones de la epidemia y adoptar las medidas de salud públicas más apropiadas según la situación. Aunque, en principio el tamaño muestral era de 700 personas, la Consejería de Sanidad consiguió incrementar considerablemente la cifra hasta las 2.100 para determinar mejor los cambios en la prevalencia del coronavirus en la región y monitorizar la evolución de la epidemia, en especial las nuevas infecciones por transmisión comunitaria.

El estudio permitirá conocer mejor las características de la epidemia en todo el país e incorporará a posteriori un subestudio específico de transmisión intrahogar, según los protocolos específicos de la OMS.

Para la obtención de la muestra es necesario el consentimiento informado de cada uno de los miembros del hogar, incluidos los menores de edad y las personas que no tengan capacidad para decidir sobre su participación (en este caso será su tutor/a legal quien firme o no el consentimiento informado). Para los menores de entre 8 y 15 años se ha diseñado una versión adaptada del consentimiento informado de fácil comprensión.

Los datos de la encuesta y los resultados del test se incorporarán a una aplicación web para que la información esté disponible en una base de datos central, que permita analizar la situación a medida que se recoge la información. Además, se habilitará una línea telefónica para resolver posibles dudas.

En Cantabria, los resultados del muestreo se pondrán a disposición de los investigadores de la región, en especial, de todos aquellos grupos que realizan estudios en el Instituto de Investigación Valdecilla (IDIVAL). De ahí, ha dicho el consejero de Sanidad, la importancia que adquiere contar con una muestra más amplia que la inicialmente prevista y comenzar cuanto antes a recabar los datos de prevalencia.