Centro gastronómico y socio – cultural. El PSOE pide convertir el mercado de México en un centro gastronómico y socio – cultural

Pedro Casares quiere que “combine la actividad tradicional” de un mercado de abastos, como lo es en la actualidad, “con nuevos espacios gastronómicos y otros que atraigan actividades socio- culturales”

El líder socialista, que ha realizado una visita con la campaña de escucha activa a Cuatro Caminos y el Grupo Amaro, pide que se active un plan de revitalización “en una zona que necesita de un impulso y de dinamismo para recuperar la actividad”

El secretario general del PSOE y portavoz municipal, Pedro Casares, pide convertir el mercado de México en un centro gastronómico socio- cultural, contando para ello con la participación de los comerciantes y de los vecinos.

Casares quiere que el mercado de la plaza de México “combine la actividad tradicional” de un mercado de abastos, como lo es en la actualidad, “con nuevos espacios gastronómicos y otros que atraigan actividades socio- culturales”.

Por ello, el edil, que ha realizado una visita con la campaña de escucha activa durante su recorrido por la zona de Cuatro Caminos y el Grupo Amaro, pide que se active un plan de revitalización de este centro de abastos, “en una zona que necesita de un impulso y de dinamismo para recuperar la actividad que había hace unos años”.

“El mercado de México ofrece las posibilidades para convertirse en un nuevo espacio para la ciudad, albergando, como en otros mercados que se remodelan, la actividad tradicional con otras nuevas que lo hagan un nuevo foco de atracción local” señala el líder socialista.

En este sentido, Casares cree que hay que aprovechar su “situación” en el centro urbano, con un aparcamiento debajo, y “lo suficientemente alejado” de los edificios de viviendas “para volver a recuperar la actividad hostelera y comercial” en la zona.

Además, considera que los productos que se venden en los actuales puestos “son de primera calidad” y podría combinarse la adquisición de esos productos con el hecho de que, posteriormente, “se confeccionarán platos con ellos en otros espacios del mercado”. “Una fusión que ya se hace en otros lugares y que genera mucha actividad y es muy atractivo, no solo para los vecinos sino también para visitantes y turistas” enfatiza.

De esta forma, cree que podría recuperarse la actividad como un mercado gastronómico y gourmet “como los que están funcionando en toda España”, a la vez con espacios socio- culturales, como galerías de exposiciones, librerías, tiendas de productos regionales, etc. A imagen de otros mercados como el de la Boquería en Barcelona, el de Colón en Valencia, el de San Miguel en Madrid o La Alhóndiga y el Mercado de San Antón de Bilbao.

Por último, Pedro Casares recuerda que no se ha avanzado en esta legislatura en ninguna de las iniciativas para remodelar las instalaciones y dinamizar su actividad, ni tampoco en el traslado del Centro de Iniciativas Empresariales. “No se puede perder más tiempo en recuperar el mercado de México para la ciudad” concluye.