El centro cívico y cultural de Castilla-Hermida estará operativo para verano de 2020. El proyecto lo presentó en su día Iñigo de la Serna.

  • La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha visitado las obras de una infraestructura que dará servicio a unos 20.000 vecinos tras una inversión municipal cercana a los 5 millones de euros
  • Dispondrá de ludoteca, aulas de formación y talleres, unidad de trabajo social y telecentro, entre otras instalaciones

El centro cívico de Castilla-Hermida estará operativo para el próximo verano, según ha anunciado hoy la alcaldesa de Santander, Gema Igual, quien ha visitado las obras de una infraestructura que dará servicio a unos 20.000 vecinos, y dispondrá de ludoteca, aulas de formación y talleres, unidad de trabajo social y telecentro, entre otras instalaciones.

La alcaldesa ha apuntado que servirá como punto de encuentro para los vecinos del barrio puesto que será un lugar en el que habrá actividades dirigidas a todas las edades y en el que se desarrollarán programas específicos para mayores, para familias con niños pequeños o para mujeres, además de acoger actividades artísticas, ensayos de agrupaciones y corales vecinales o aulas de estudio.

Igual, que ha estado acompañada por el concejal de Fomento, Cesar Díaz, y por medio centenar de vecinos, ha remarcado que el acceso al local será por las calles Marqués de la Hermida y Antonio López, lo que permitirá que esta última –actualmente con poco uso- “suba de categoría” y sea “muy transitable y agradable”, al incorporar también un paseo que tiene previsto realizar el Ayuntamiento próximamente.

“Queremos que los vecinos no se queden en casa, que tengan un grupo y un lugar donde reunirse, juntarse y hacer talleres”, ha señalado Gema Igual, apuntando que también en este centro podrán disfrutar de su tiempo libre, de la cultura y el ocio.

Con la incorporación del de Castilla-Hermida, la red de centros cívicos municipales pasará a estar compuesta por 16: Callealtero, María Cristina, Meteorológico, Cueto, Camarreal, La Peña, El Alisal, Mercedes Cacicedo, María Blanchard, La Marga, Monte, Nueva Montaña, Juan Carlos Calderón –Río de la Pila, Numancia, Cazoña y Castilla-Hermida.

La red de centros cívicos de la que dispone el Ayuntamiento de Santander, que atiende a 40.000 personas durante todo el año y acoge más de 300 actividades también se pone al servicio de los ciudadanos y de la conciliación laboral y familiar en verano.

Las obras fueron adjudicadas a la UTE formada por las empresas Teginser-Senor por un importe de 4.759.505 euros.

Gema Igual ha comunicado a los vecinos que las obras se prolongarán hasta el mes de junio de 2020, dado que ha sido necesario reforzar las estructuras y las escaleras, y ha incidido en este sentido en que lo más importante “es que las obras se hagan siempre bien”.

El nuevo centro cívico y socio-cultural dispondrá de ludoteca, aulas de formación y talleres, unidad de trabajo social y telecentro, entre otras instalaciones.

Contará también con un gran espacio polivalente en la planta baja, con un salón de actos dotado de tabiques móviles de cristal para poder abrirlo al resto de espacios y generar una plaza cubierta abierta a la calle.

Además, será un edificio de consumo energético casi nulo e incorporará un jardín vertical interior de casi 600 metros cuadrados que recubrirá la medianera con el edificio colindante.

El proyecto, que afecta a una superficie de 2.880 metros cuadrados, es posible gracias al acuerdo alcanzado con Patrimonio del Estado para ceder parte del edificio al Ayuntamiento.

Descripción del proyecto

El futuro centro cívico y socio-cultural de Castilla Hermida se ubicará en el extremo oeste del antiguo edificio de Tabacalera.

Contará con una superficie construida de unos 720 metros cuadrados en la planta baja, alrededor de 550 metros en cada una de las plantas primera a tercera, y unos 500 metros más en la cubierta.

La planta baja dispondrá de dos accesos desde las calles Leopoldo Pardo y Antonio López, y el área central estará destinado al salón de actos, un espacio cerrado con tabiques móviles de vidrio que permiten la visualización funcional desde el exterior o su retirada para configurar un único espacio o plaza cubierta al sumarse a la zona de uso público general que lo rodea.

El salón de actos dispondrá de una grada retráctil que se podrá recoger en el fondo y se habilitará también en la planta baja, en un nivel superior, la cabina de control, almacén e instalaciones.

Por lo que respecta a la primera planta del edificio, se destinará a la unidad de trabajo social (contará con despachos, secretaría, zona de espera y archivo), así como a una sala multiusos dotadas también de tabiques móviles, y dos espacios más para la atención de menores.

Y en la segunda planta se ubicarán salas para talleres, varias de ellos acondicionados también con tabiques móviles para unir espacios, así como un local para la asociación de vecinos.

La Fábrica de Creación ocupará la tercera planta del edificio, en la que se habilitarán varias salas de artes escénicas, un taller multimedia, un plató y una zona de estar con office para los artistas.

Abierta a creadores de distintas disciplinas (artes plásticas, artes visuales, artes musicales, artes escénicas…) la Fábrica de Creación será un espacio en el que se promoverán la producción y creación artística, la formación, la exhibición de los trabajos y la difusión.

Por último, en la cubierta habrá un espacio cerrado interior, un espacio cerrado exterior para el equipo polivalente y una amplia terraza exterior transitable donde se podrán organizar actividades al aire libre.

Próximas actuaciones previstas

Gema Igual ha anunciado que el Ayuntamiento ya ha aprobado el proyecto para el derribo de los antiguos tinglados y para la posterior reordenación de la calle Antonio López, que ganará 8,5 metros de anchura e incorporará nuevas áreas verdes y estanciales. El presupuesto de la actuación asciende a 1.746.944 euros y el plazo de ejecución previsto es de 9 meses.

Ha avanzado en este sentido que la Autoridad Portuaria prevé acabar las obras de las instalaciones a las que trasladará los servicios que aún están en los tinglados a finales de abril y después necesitarán un par de meses para el traslado.

Además, la alcaldesa ha subrayado que, tras haber derribado el restaurante El Vivero, se va a configurar un nuevo parque en el Barrio Pesquero ampliando el existente, en el que prevalezca la vegetación, incorporando, además, juegos infantiles y mobiliario urbano diverso