Entre 1895 y 1898, según calculos aproximados, desapareció la quinta parte de la población de Cuba. El Doctor en Ciencias e investigador titular, Raúl Izquierdo Canosa, sostiene en sus historias que en 3 años y medio de guerra murieron más 300 mil cubanos en su mayoría niños, mujeres y ancianos.

El prestigioso autor del libro La reconcentración 1896-1897, señaló que semejante mortandad se originó en el famoso bando del 21 de octubre de 1896, del capitán general Valeriano Weyler y Nicolau, en su pretensión de abortar la insurrección independentista ya extendida por todo el archipiélago cubano.

«En la invasión a occidente los mambises despliegan toda su estructura, crean una fuerza de 40 mil a 50 mil hombres según los datos reconocidos. y lógicamente en la región occidental vivía más del 70 % de la población de la Isla, y más del 75% de los recursos económicos. Por ello las acciones del Ejército Libertador se dirigen a destruir la base económica-productiva que mantenía al regimen colonial», señala el investigador.

Izquierdo Canosa apunta que según algunos investigadores, la reconcentración es resultado de medidas del Ejército Libertador, sin embargo la causa principal de esta medida de Weyler era cortarle la fuente principal del sustento al ejército insurrecto que estaba precisamente en los campos de Cuba.

El destacado profesor dijo que dentro de las reglas de la guerra está sacar a la población de la zona de conflicto, siempre que se le asegure un lugar adecuado para su evacuación, con alimentos y medicinas asegurados.

El bando de reconcentración de Valeriano Weyler y Nicolau en octubre de 1896, establecía categóricamente 8 días para el traslado de la gente a los poblados sin que se les ganrantizara las mínimas condiciones de vida.

El autor del libro La reconcentración 1896-1897, aseguró que además de la medida cruel de regimen colonial español, también el bloqueo naval de Estados Unidos tras su intervención en la guerra de independencia provocó estragos en la población cubana.

2018-09-06 08:33:52 / web@radiorebelde.icrt.cu / Andrés Machado Conte