La secretaria autonómica del Partido Popular y portavoz parlamentaria en materia de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado hoy que socialistas y regionalistas “han hecho exactamente lo mismo que hicieron en 2010, desmantelar deliberadamente el Hospital de Liencres para justificar así el cierre de Parayas, que entonces no consiguieron materializar”.

En opinión de Buruaga, se trata de “una maniobra premeditada que no tiene nada de improvisada o repentina”, ya que ha considerado que “no se cierra Parayas y se traslada su actividad asistencial al Hospital de Liencres porque Liencres está vacío, sino que se ha vaciado Liencres para poder trasladar y cerrar Parayas”.

Tras defender la “continuidad” y “validez” del proyecto del PP para el Hospital de Liencres, Sáenz de Buruaga ha señalado que es un “grave error” abandonarlo, así como “un paso atrás y un serio retroceso asistencial”. Además, ha subrayado en este sentido que la decisión de trasladar Parayas a Liencres “carece de la mínima coherencia asistencial”, según los argumentos de la propia Consejería de Sanidad.

Para la diputada regional del PP “en una decisión sin precedentes en la sanidad pública cántabra, socialistas y regionalistas vuelven para echar el cierre a un centro hospitalario público en nuestra región”. Un centro que, ha señalado, tenía dos alternativas posibles: la rehabilitación integral o el cierre”.

“Mientras el Gobierno del Partido Popular apostó claramente por modernizar y rehabilitar Parayas, socialistas y regionalistas, aguerridos defensores de la sanidad pública, deciden su cierre” ha añadido Sáenz de Buruaga para quien ese cierre “no es otra cosa que un recorte sin precedentes en nuestra sanidad pública a manos del Gobierno de Miguel Angel Revilla”.

Por ello, Sáenz de Buruaga ha exigido al Gobierno que “Parayas no se cierre” y que “se garantice su supervivencia como un recurso de titularidad pública destinado a la atención a la salud mental en nuestra región”, por lo que el Ejecutivo debiera emprender la transformación integral en la estructura, funcionamiento y actividad.

“Defender la sanidad pública exige hacer todo lo contrario de lo que socialistas y regionalistas están haciendo hoy, exige invertir en mejorar los centros públicos en lugar de cerrarlos”, ha subrayado la parlamentaria del PP quien ha considerado que “Parayas es el recurso público idóneo para acoger los dispositivos especializados y garantizar los recursos que demanda nuestra sociedad”.

Buruaga ha lamentado “la incoherencia e hipocresía” del Ejecutivo de Miguel Angel Revilla, “cuya apuesta por la sanidad pública ha quedado convertida en otra de las bromas o de las burlas a las que el presidente nos tiene acostumbrados”.

A su juicio, “por mucho que nos empeñemos en llamar a los cierres traslados y a los recortes ahorros, la realidad es la que es, y es que año y medio después no conocemos ni un solo avance asistencial”.

Por el contrario, Sáenz de Buruaga ha finalizado diciendo que “allí donde se ejecutaban nuevas infraestructuras, se abrían nuevas plantas de hospital, se ponían en marcha nuevos servicios y unidades y se contrataban más profesionales, hoy se desiste de hacerlo y no hay ni un solo proyecto nuevo en el horizonte”.