Ante la publicación en un medio de comunicación de mi intención de renunciar al acta de concejala en el ayuntamiento de Santander y abandonar la militancia en el PSOE, quiero ser absolutamente clara en desmentir dichas afirmaciones.

 

Afirmaciones que en el día de ayer, 2 de enero de 2019, a preguntas de periodistas, ya rechacé por no estar entre mis intenciones ni la de dimitir ni la de renunciar a mi afiliación en el PSOE. Una noticia que no fue solo desmentida por mí sino también por el secretario general y portavoz municipal y el secretario de Organización del PSOE de Santander al medio de comunicación en cuestión.

 

Los cauces necesarios para poder dimitir como concejala, renunciando al acta, o para darme de baja como militante, trasladando dicha voluntad, no han sido efectuados ni van a serlo.

 

Mi vocación de servicio público sigue intacta, como el primer día que tome posesión como concejala de la Corporación Municipal del ayuntamiento de Santander. Y mi compromiso con los ideales de justicia social, de igualdad, de libertad y de solidaridad que defiende y promueve el Partido Socialista Obrero Español sigue vigente desde hace más de 18 años que forme parte de esta organización política, en la que actualmente formo parte de la corriente Izquierda Socialista.

 

Por otra parte, mi relación política y personal con el portavoz municipal del PSOE es cordial, entra dentro de la normalidad entre dos personas que comparten Grupo Municipal; y siempre ha sido correcta y respetuosa tanto en el trato de los aspectos que compartimos como en aquellos en los que hemos podido tener discrepancias o criterios diferentes. Como he dicho en muchas ocasiones, siempre le agradeceré la oportunidad de haber pensado en mí en 2015 para formar parte de la candidatura municipal.

 

Por último, me gustaría que esta información fuese publicada, sobre todo, en el medio de comunicación en el que se ha dado una información errónea, que había sido desmentida.