Apoyada la moción de Podemos de blindar las partidas de sanidad, educación, servicios sociales, empleo, medio rural e I+D+i

Podemos ha evidenciado que los recortes que hoy solicita el Ministerio de Economía son responsabilidad del actual ejecutivo, que no ha cumplido el objetivo de déficit en el año 2016, “algo que es una responsabilidad directa del consejero Sota y del presidente Revilla”
Podemos ha presentado una moción en el pleno, apoyada por el Partido Popular y Ciudadanos, para blindar las partidas destinadas a sanidad, educación, servicios sociales, empleo, medio rural e I+D+i de los recortes de 32 millones de euros que el Ministerio de Hacienda ha solicitado a Cantabria y que, de no ser ejecutados, impedirá que nuestra comunidad reciba las transferencias del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Podemos quiere que la partida presupuestaria de sanidad sea blindada puesto que la sanidad en Cantabria ya está infrafinanciada y cualquier recorte pondrá en “serio” riesgo la calidad y capacidad del Servicio Cántabro de Salud. La formación morada considera que “la sanidad de esta tierra no puede hacer frente a más recortes, más teniendo en cuenta que no va a recibir 22 millones pendientes de los fondos del estado”.

Al igual que sanidad, para Podemos la educación ha de ser protegida, algo que creen que debe ser asumido por el ejecutivo, “que ya ha denunciado que el estado debe asumir el coste de la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Son intocables igualmente las partidas que se destinan a los servicios sociales y al empleo. Podemos ha recordado esta tarde que los presupuestos de Cantabria para ese año ya han mermado la capacidad de la dependencia, por lo que no se puede permitir una merma en las cuentas destinadas a la vida de las personas precarizando aún más los servicios o impidiendo el desarrollo de pequeñas victorias conseguidas para los más desprotegidos, como la Oficina de Mediación Hipotecaria. En lo relativo al empleo y teniendo en cuenta los datos conocidos la semana pasada, la partida presupuestaria destinada a esta cuestión no se puede tocar para poder mejorar la calidad de un empleo que hoy es temporal y precario, en el que un salario digno es un lujo y que provoca una sistémica falta de oportunidades para los jóvenes.

Por último, para Podemos es necesario proteger también las partidas de medio rural y de I+D+i ya que en ellas se encuentran las “remotas esperanzas” de la formación de que sirvan para regenerar la economía, cambiar el modelo productivo y ofrecer alguna perspectiva laboral en el futuro a los habitantes de Cantabria.

Así mismo, el diputado José Ramón Blanco ha instado al ejecutivo a discutir y aprobar en la cámara cántabra cualquier ajuste presupuestario que se lleve a cabo, de modo que cada consejero pueda defender y explicar los recortes que se vayan a llevar en sus áreas.

Además, desde Podemos se ha evidenciado que los recortes que hoy solicita el Ministerio de Economía son responsabilidad del actual ejecutivo, que no ha cumplido el objetivo de déficit en el año 2016, “algo que es una responsabilidad directa del consejero Sota y del presidente Revilla”.