Altamira es nombre de mujer. ¿Sabías que existe una colección de piezas recogidas en la cueva cántabra de Altamira que refuerzan la conjetura de que los primeros registros matemáticos conocidos de la Historia podrían haber sido realizados por mujeres? Esta teoría es la base de la interesante CHARLA: “Altamira es nombre de mujer. Arte, Género y Matemática en la Prehistoria”, del 6 de febrero (miércoles) en la asociación ADIC, a las 19:30h con entrada libre, impartida por: Francisco A. González Redondo (profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad Complutense de Madrid).

«Se trata de cuatro piezas elaboradas a partir de hueso de hioides de caballo, que, aunque algunas de ellas está deterioradas y la decoración quedó inconclusa, parecen reunir todos los ingredientes hacia la corroboración de la conjetura anterior. En primer lugar, la persona que preparó las cuatro plaquitas determinó una misma decoración para todas, repitiendo el mismo motivo en las 8 caras, lo que implica haber hecho tanto un recuento de los trazos realizados, como una correspondencia uno a uno entre los grupos de más o menos 30 trazos»: Francisco A. González Redondo (profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad Complutense de Madrid).