Unidas por Santander denuncia el abandono de los parques en la ciudad

A la espera de la licitación definitiva del servicio, Miguel Saro reclama que se haga cumplir el contrato y se ejecute el plan aprobado en el pleno para modificar la ordenanza de protección del arbolado en Santander

Unidas por Santander (UxS) denuncia el “estado de dejadez y abandono que sufren nuestros parques de la ciudad de Santander”, especialmente los estanques y superficies de agua que “se encuentran deterioradas”. Esta dejadez es rápidamente notoria para los visitantes, lo que afecta a la imagen de la ciudad, y es llamativo que aún no se haya revertido, después de que el equipo de Gobierno haya impulsado una campaña para dar a conocer estos espacios.

Desde la formación, se ha apreciado que, en los parques de Doctor Morales, Parque Mesones, Paseo de Pereda o Mataleñas, los estanques han permanecido secos durante toda la temporada estival; aunque algunos de ellos se encuentran vacíos desde hace años. Además, el de Doctor Morales acumula basura en su interior y esta situación lleva, al menos, varios meses produciéndose, tal y como ya denunció UxS en una propuesta de remodelación del área que se aprobó en el pleno, pese a que aún no se ha ejecutado.

El concejal de la coalición, Miguel Saro, lamenta que las zonas verdes de Santander, que en los últimos años se han visto mermadas por la política del hormigón que ha aplicado el Gobierno municipal, se encuentran aún más abandonadas desde que está en el aire el contrato de la concesionaria de Parques y Jardines, “cuya licitación lleva tres años de retraso” y del que también están pendientes doscientos trabajadores por el mantenimiento de sus puestos de trabajo.

“La actuación de esta contrata ya ha originado múltiples respuestas por parte del equipo de Gobierno, debido a los incumplimientos del contrato, tal y como queda a la vista por el deterioro de los parques”, ha lamentado Saro.

Por ello, Unidas por Santander reclama que exija el efectivo cumplimiento del contrato, así como que ponga en marcha el plan que aprobó el pleno en el mes de enero a propuesta de Saro para “modificar la ordenanza de protección de arbolado de Santander para dotarles de la protección adecuada ante su abandono”.

Además, propone diferentes medidas, para que la calidad del agua sea óptima para permitir un equilibrio natural, aportando especies vegetales funcionales que coexistan en dicho equilibrio, el sustento rocoso para soportar a las especies anteriores, plantación e introducción de especies, priorizando las autóctonas, instalar rebosaderos para recoger la hojarasca o colocar filtros si es necesario, en definitiva, conseguir una dinámica que asegure una renovación del agua propicia para el equilibrio natural.