Ábalos está tomando el pelo a los cántabros. El diputado Íñigo Fernández considera que “el actual ministro de Fomento está haciendo bueno a José Blanco”

“El actual ministro de Fomento está haciendo bueno a José Blanco. Su grado de implicación con las infraestructuras de Cantabria es decepcionante”- De este modo valora el Partido Popular (PP) de Cantabria, a través de su diputado Íñigo Fernández, el anuncio realizado por José Luis Ábalos durante su última visita a Santander en relación a las infraestructuras de Cantabria, en el que “no hubo palabras para la obra del tercer carril entre Laredo y Vizcaya, ni para el AVE a Reinosa, ni para la Autovía Burgos-Aguilar de Campoo, ni para el nudo de autovías Sierrapando-Barreda cuyas obras dejó adjudicadas el ejecutivo anterior”. “Limitarse a decir que a final de año sacarán a licitación las obras pendientes del Desfiladero de La Hermida es una tomadura de pelo a los cántabros”, afirma el diputado.

“Como siempre, la llegada de los socialistas al Gobierno de España significa la paralización de las obras de infraestructuras en Cantabria”, sostiene el diputado, quien considera que “las facturas de Pedro Sánchez con los nacionalistas de Cataluña les están saliendo muy caras a los cántabros”.

“En los presupuestos generales del Estado no hay partidas para Cantabria, pero es que tampoco hay gestión, porque todos los trámites de las actuaciones programadas se encuentran paralizadas desde hace ocho meses. No hay ningún avance en ninguna de ellas”, asegura el parlamentario regional del PP. “Si no se trabaja en resolver la tramitación de estas actuaciones, nunca estaremos en condiciones de poder adjudicar los trabajos”.

A su juicio “Ábalos está tomando el pelo a los cántabros”, porque “el tiempo pasa y nada se mueve”. En este sentido, ha recordado que “del estudio de alternativas a escala 1-5.000 de la línea de alta velocidad a Reinosa, que debía haberse presentado en septiembre, nada sabemos”; que “el estudio de alternativas del tercer carril a Vizcaya no avanza y está exactamente igual a como lo dejó Íñigo de la Serna, casi un año después”; que “las obras de la A-8 entre Sierrapando y Barreda no acaban de comenzar”; y que “en la Autovía A-67 entre Burgos y Aguilar de Campoo solo se trabaja en el tramo que dejó en obras el Gobierno anterior, mientras que el resto de los tramos sigue pendiente de adjudicar”.

Respecto a los trabajos en el Desfiladero de La Hermida, recuerda el PP que “el año pasado se ejecutó una parte muy importante de la obra, la que correspondía a las estructuras sobre el río”, y “ahora nos dicen que habrá que esperar más de un año para retomar los trabajos pendientes”. “Y lo dice un ministro de un gobierno interino, en minoría, preso de los votos de los nacionalistas catalanes, que ni siquiera sabemos cuánto va a durar”, añade.

“Si en los meses que le quedan el Gobierno de Pedro Sánchez sólo va a adjudicar obras en Cataluña, los socialistas lo pagarán en las urnas en toda España y, en particular, en Cantabria”, concluye el diputado del PP en el Parlamento de Cantabria, para quien “siempre ha sido una mala cosa para Cantabria que los socialistas gobiernen en Madrid”.