En 2019 se celebraron los cincuenta años de Marvel en España. Con este motivo, Panini realizó un sentido homenaje a la efeméride con un libro en el que contaban el cómo se había llegado hasta aquí. Un libro humilde y honesto que permitía conocer, desde dentro, la experiencia de quiénes han hecho posible la publicación de estos cómics, una crónica sentimental de varias generaciones de lectores que hemos crecido, disfrutado y sufrido con ellos. Estos tiempos de encierro son un buen momento de recuperar el libro y todos los buenos momentos que debemos a la lectura de esos tebeos. Julián M. Clemente nos cuanta cómo se llevó a cabo el libro y repasa con nosotros cincuenta años de Marvel en España.

 ¿Cómo nace 50 años de Marvel en España?

En 2019 nos dimos cuenta de que se celebraban 50 años de Marvel en España pero fue un año muy laborioso. No tuvimos tiempo para nada pero el libro es algo que queríamos hacer y fuimos completándolo en momentos sueltos. Es un homenaje a toda la gente que estuvo antes que nosotros y sin los que hoy no seríamos nadie. Es algo modesto que la gente está disfrutando mucho.

Mezcláis artículos teóricos con algunos cómics significativos de la historia. Abrís fuego con una de las primeras historias publicadas en España: El monstruo de la máscara de hierro.

A Alejandro (Martínez Viturtia) le pareció muy interesante mostrar un cómic de la época de Atlas de 1961 en la que ya se anticipaba a un personaje mítico como el Dr. Muerte. Los otros tres cómics son complementos humorísticos que se iban intercalando en los Annuals y que nos parecían muy simpáticas. Son pequeños guiños que hacen la lectura más amena.

La aportación más extensa es la historieta que realiza el dibujante Fred Hembeck.

Sabíamos que iba a hacer mucha ilusión a los lectores. Ya se publicó en su día en la Línea Excelsior pero nunca se había publicada completa y en color. Es un recorrido apabullante por la Marvel de los años 80 con una plantilla impresionante.

Acabáis con el recorrido en viñetas con el sentido homenaje de Chris Samnee a los hitos de la editorial que realizase por su 75 aniversario.

Sí. Esta historia se ha ofrecido en un tomo de Ms. Marvel para mostrar el legado de La casa de las ideas. También en el tomo del 75 aniversario y en un álbum de cromos que salió con las mejores portadas de la editorial. Es una historia que resume a la perfección el espíritu de La casa de las ideas.

A nivel teórico comenzáis con un capítulo revisado de Marvel en España, publicado en el tomo Marvel: La historia jamás contada.

La mayor aportación que hacemos para la ocasión es la inclusión de imágenes. En Marvel: La historia jamás contada no las había y nos devanamos la cabeza abriendo viejos tebeos para buscar publicidades, correos de lectores… Son muy evocadoras de la época. Ves las publicidades de Vértice o de Forum y las vinculas a su época. Es algo que nos diferencia de las ediciones americanas y hemos disfrutado mucho revisándolas.

También hemos aprovechado para hacer algunas correcciones. Posteriormente al libro de Sean Howe se publicó un artículo LINK A https://www.universomarvel.com/la-llegada-de-los-superheroes-marvel-a-espana/ muy interesante en la página web de Universo Marvel sobre la aparición de los primeros cómics de Vertice haciendo un seguimiento a su trayectoria. Nos pareció muy interesante porque matizaba lo que ofrecíamos y nos parecía importante.

En el libro hay una reivindicación de la figura de Lopéz Espí, autor de la mayoría de las portadas de Vértice. Raimon Fonseca le entrevista revisando cómo era su día a día en la editorial.

Es una recuperación de una entrevista que se difundió muy poco. En 2006 salió en El arte Marvel de López Espí, un pequeño portafolios que no tuvo apenas difusión. Es uno de nuestros ídolos, una figura esencial en la historia de Marvel en España. Queríamos que estuviese presente.

La llegada de Forum aportó en su momento un acercamiento importante a la continuidad de Marvel.

Imagínate la revolución que tuvo que ser. Las ediciones de Vértice empezaron a hablar de la procedencia de los originales al final de su trayectoria y en muchos casos mal ubicados. Aparecieron secciones que fueron absolutamente revolucionarias. Nadie las había hecho antes y prueba de su importancia es que aún lo recordamos los lectores. La primera vez que vi un correo de lectores para mi fue revolucionario, creo que fue en el número 5 de Spider-Man. Yo venía de leer Vértice o Bruguera y allí no había ningún tipo de información.

Empiezan a aparecer nombres propios como Pere Olive.

Pere Olive nos era desconocido a los lectores. A veces leías algún artículo o dibujo firmado por él pero es una figura que estaba muy invisibilizada. Sobre todo se expresó en la imagen. Creó la práctica totalidad de los logotipos de Forum, sobre todo en la primera época. Luego vendrá otra gente como Ferrán Delgado.

Son unas rotulaciones revolucionarias porque se pasa del amateurismo de Vértice o Bruguera a un nivel profesional desconocido hasta entonces. Te cuento un secreto. Cuando estamos pensando en hacer alguna promoción utilizando una tipografía que recuerde a esa época solemos decir “hacer una rotulación tipo Peré Olive” y el rotulista siempre sabe de que hablamos. Es algo que tenemos muy arraigado dentro de la profesión. A nivel personal es una de las personas más cariñosas que he conocido en este negocio. Que todo el mundo hable bien de ti es lo mejor que puedes esperar en la vida.

Hablar de los años 80 es hablar de la guerra Marvel-Dc y de Zinco, de donde surgen nombres como Miguel G. Saavedra y Sergi Gras.

Esa guerra no existió realmente. Zinco empezó a hacer cosas que nunca se habían imaginado. Era el siguiente paso. Hicieron las cosas tan bien que en Forum les contrataron. Miguel ya había estado en Fourm y Sergi acabó siendo el editor. Son tan rompedores que en Forum decidieron que eran ellos los que tenían que llevar las riendas. Una de las labores de Sergi Gras consistió en unificar el tamaño de los tebeos al formato americano y coordinar todas las ediciones.

Forum tiene la dificultad de intentar organizar el legado de Vértice y llegar a un público nuevo a la vez.

En su momento fue una asignatura pendiente. Cuando leías en los años 80 los correos de Forum sobre los clásicos, la respuesta era que esos tebeos no interesaban a la gente por ser demasiado antiguos. Fue todo lo contrario. Fue algo revolucionario recuperar esos clásicos. Forum lo intentó hacer pero sin los medios adecuados. Es la llegada de Alejandro Martínez Viturtia la que da un vuelco a la situación. Él ve que no se trata de publicar algunas sagas míticas sino hacer un proyecto como la Biblioteca Marvel, que supone recuperar TODA la historia de la compañía. Por primera vez hay generaciones que tienen acceso a la idea global de lo que es Marvel. La educación sentimental de los lectores se cierra con la aparición de la Biblioteca.

En una época de crisis creativa para Marvel como fueron los 90 se apostó en España por mirar hacia atrás con la Línea Excelsior y la recuperación de los clásicos. El tamaño de los tomos remite a la generación Vértice.

Alejandro llega en 1997 y ve que las ventas son horrorosas y los cómics eran muy malos. Entonces planteó hacer algo diferente a lo que se estaba haciendo en el resto del mundo: apostar por los clásicos. Uno de los motivos por los que se realiza en blanco y negro es porque no hay materiales de calidad de los que partir. Buceando en los archivos editoriales de media Europa se van completando esos huecos. Biblioteca Marvel sirvió para que toda una generación conociese la importancia de Marvel.

Recuerdo cuando Alejandro me contó su idea de sacar tres tomos mensuales hace más de 25 años. Suponía que, en un año, se recopilarían las mejores etapas de Los Vengadores, Spider-Man o Los 4 Fantásticos. Esa perspectiva me pareció revolucionaria. Pensaba que estaba loco pero que ojala  funcionase bien. Los clásicos se consideraban veneno para los lectores pero la realidad es que nunca se habían hecho bien. Esa fue su verdadera revolución. Hacer una apuesta en condiciones.

Algunos autores americanos como Kurt Busiek utilizaban la Biblioteca Marvel para completar sus colecciones.

Yo no sé si la Línea Excelsior fue un modelo para que en América se empezase a contemplar la edición de clásicos. No había un precedente hasta entonces. Después de la Biblioteca Marvel empezaron a publicarse los Essencials con la misma idea: tomos muy voluminosos en blanco y negro.

 En un momento dado se hace una apuesta que no va tan encaminada al precio y que encuentra el formato definitivo para la recuperación de los clásicos: el Omnigold.

No estoy de acuerdo en que no sea un formato económico. Es muy barato para la cantidad de material que tiene pero es que son muy voluminosos. Yo creo que es un producto popular. En Panini no somos partidarios de hacer libros de lujo. Si a los Omnigold les pusiéramos los precios que tienen en Estados Unidos costarían el triple.

El éxito del formato permite recuperar sagas de culto o más minoritarias en tiradas limitadas.

Nosotros tenemos un proyecto a largo plazo. Nuestro público lo sabe. La intención es recuperar todo el material clásico. Creo que hemos publicado todo el material de los años 60, menos dos o tres cosas muy concretas. Es un gustazo llegar a la tienda y poderte llevar toda la etapa clásica de Spider-Man.

Es una asignatura pendiente del cómic, la reposición continuada de los clásicos.

Sí ha habido una reposición constante de los clásicos del álbum europeo como Tintin o Asterix. En cualquier momento te podías llevar a casa todo lo publicado.

Somos un país de venta de enciclopedias. Al lector español le gusta tener las cosas ordenadas, bien recopiladas y accesibles. Es algo que ni en Estados Unidos se hace. Ellos queman las ediciones.

En nuestro caso, para que el público se renueve tiene que tener todo el material disponible.

El último gran cambio de Marvel en España es la aparición de Panini. En el resto de Europa ya tenía los derechos de Marvel y cuando Panini entra en el mercado español busca una continuidad con el trabajo que Forum había realizado.

Cuando Panini empezó podía haberse fijado en lo que se estaba haciendo en ese momento en Italia pero estaban muy por debajo a lo que se estaba haciendo en España. Se mezclaban títulos y se cuidaba muy poco a los clásicos. La clave estuvo en Jose Luis Córdoba. Córdoba es el hombre adecuado en el momento justo. Sin él la historia hubiese sido otra. Él supo ver el buen trabajo de Forum durante ese tiempo y que no hay que arreglar lo que no está roto. Esa fue la clave del éxito. Hacer ver a la gente que no había cambiado nada. Me contaban algunos libreros que la gente descubrió meses después el cambio.

Os toca vivir de cerca una Marvel que vuelve a los grandes crossovers y que vive el éxito de su versión cinemática.

Los cómics vuelven a molar. Es verdad que hay un público que viene de las películas pero eso no es malo. El primer tebeo que leí de Spider-Man lo conocí porque había visto la serie de animación. El problema no es de donde vengan, es que se queden.

También ha sido importante que las librerías generalistas se empiecen a interesar en nuestros productos. El hecho de que se hagan nuevos lectores, que después de las grandes superficies descubren las librerías especializadas, hace que todo crezca.

Estamos en un momento en el que se suman muchos factores que hacen que vivamos un momento dulce.

Imagino que encontrar los formatos adecuados será un continuo quebradero de cabeza aun hoy.

En muchos casos es un problema de prueba y error. Hay formatos que nos han gustado mucho y no han funcionado y otros “imperfectos” que han funcionado bien. En mi caso, el libro de 600 páginas no me gusta, me parece incómodo pero el mercado es soberano y decide lo que quiere. Es verdad que los Omnigold garantiza una cantidad de lectura que no estaba prevista hasta su aparición. Probablemente por eso han triunfado. En un tomo puedes tener la mejor etapa de Los 4 Fantásticos de Stan Lee y Jack Kirby. De todos modos, los formatos son hijos de su época y los vamos mejorando. Uno de los formatos más vendidos de Panini es el Marvel Deluxe, que tiene ya doce años. Lo hemos ido mejorando en aspectos muy pequeños. Lo importante es tener la confianza de la editorial para poder trabajar a largo plazo. El problema es cuando no puedes hacer tu apuesta de forma convincente. El lector lo nota y esos formatos sin convicción se suelen penalizar.

Hay algunos sectores críticos hacia la grapa.

A mi me gustan los libros pero los superhéroes son grapas. Tu puedes tener un tomo con La muerte de Gwen Stacy. En realidad son dos grapas. Puedo entender que los lectores se acostumbren a los tomos y lo hemos fomentado incluso pero creo que el lector que disfruta de verdad es el de grapa. No concibo leer un cómic si no es mes a mes. Por ejemplo, un tebeo top como Dinastía de X. No podría estar esperando a que salga en tomo.

Con la aparición de Panini se apuesta por la sección de Spot On, en la que tienes un especial protagonismo.

Esta sección no es un invento mío. Surge fruto de la casualidad. Panini estaba arrancando, finales de 2004, y estábamos preparando los primeros tebeos para 2005. Me dijeron que desde Italia querían una sección al final de cada cómic que contase lo que sucede en cada cómic, su intrahistoria y referentes culturales. Me pareció una gran idea. También que fuese al final del cómic, como un cine-club, como si tomas unas cervezas con los amigos después de ver una película. Yo tengo la inmensa suerte de que mis amigos son los lectores y, si te fijas, siempre hablo en singular. Me parece que con el Spot On hago la experiencia individual en grupal, comparto la experiencia con el lector. Es algo que ya se hacía en Italia y yo tuve la suerte de estar allí en ese momento.

 No siempre es una visión acomodaticia. A veces eres crítico con lo que has leído por ejemplo cuando un guionista no respeta la continuidad.

Intento buscar la complicidad con el lector. Que seamos un poco colegas. Eso va a ayudar a que vuelva el mes que viene. En Marvel es muy importante la continuidad y las malas etapas son también importantes. No está solo el tema de la calidad, también está el tema de la trascendencia. Además, lo que para mi puede ser muy malo para mi, que igual me he leído ya las sagas originales, para un chaval puede ser trascendental, su primer acercamiento a un personaje.

Hace poco se ha cerrado la revista Marvel Age, una forma de acercaros al lector. ¿Cómo mantenéis esa comunicación?

La mantenemos en tiempo real. Respondemos en Twitter con toda la rapidez que podemos y las secciones de la revista las hemos incluido en las grapas de cada mes. Hay mucho feedback.

¿Qué respuesta está teniendo el libro ahora que ha pasado el aniversario?

Me sorprende lo buena que ha sido. Además, es importante que seamos nosotros los que contemos la historia. Probablemente sin Marvel hoy no habría librerías especializadas en España y muchas veces se ha hecho de menos al tebeo de superhéroes en España. Este libro es una celebración de Marvel por gente que la quiere mucho.

¿Futuro?

Está por escribir. Otros vinieron antes que nosotros y llegarán otros después nuestro que continúen nuestro trabajo o decidan hacer algo distinto. No podemos pensar que algo es eterno. Marvel es movimiento y los personajes permanecen pero las personas no. Todas las etapas acaban pasando y llegando algo nuevo y yo me alegraré de haber sido parte de todo ello.

Infame&Co