La Guardia Civil interviene a un mariscador  cerca de 35 kilos de anémonas en la zona del Dique de Gamazo en Santander

La extracción y comercio de esta especie no está autorizada en Cantabria.

El mariscador fue sorprendido cuando se encontraba aun buceando en el lugar.

Componentes del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Cantabria han formulado tres actas de denuncia a un mariscador  de 40 años de edad y vecino de Santander, el cual fue sorprendido en la zona del Dique de Gamazo, frente a la Escuela Náutico Pesquera de Santander, realizando extracción de anémonas de mar mediante pesca submarina sin señalizar, circunstancia que junto con la comercialización de esta especie no está autorizada en Cantabria.

Los agentes han intervenido cerca de 35 kilos de anémonas las cuales han sido devueltas al mar, al encontrarse vivas en el momento de la actuación.

En la mañana de ayer la Guardia Civil recibió aviso acerca de una persona que estaba llevando a cabo la actividad de buceo en la zona citada, lugar prohibido para este tipo de actividad. Por este motivo, se personaron a la zona  efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cantabria tanto por tierra como por mar junto con personal de la  Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria.

Al llegar a la zona observaron a una persona que se encontraba buceando mientras arrastraba dos bultos.

Una vez en tierra, los agentes procedieron a identificar al hombre el cual presentó carnet de mariscador, el buceador, antes de salir del agua, dejó los bultos fondeados atados a una bolla. La misma, fue inspeccionada por efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil a bordo de la embarcación semi-rígida, comprobando que se trataba de dos sacos llenos de anémonas, procediendo a su intervención.

Por tales hechos, los agentes redactaron dos denuncias por infracción grave, al pescar especímenes no autorizados y por bucear en zona prohibida, y una denuncia por infracción leve por bucear sin señalización.

Las infracciones graves pueden suponer una sanción de entre 660€ y 6.000€.

Las citadas anémonas son más conocidas en la costa Andaluza como ortiguillas, y especialmente en Cádiz donde se consumen como alimento. El precio de esta especie puede rondar los 7 €/kilo y se supone que esta pesca puede ser para su venta y posterior traslado al sur de España