Tener un cuerpo perfecto es posible y es perfectamente accesible. Las nuevas tendencias en cirugía y cosmética estética, hacen realidad el sueño de belleza ideal.

La lipoescultura y la revolución de la cirugía estética 

La lipoescultura o también conocida como liposucción es uno de los procedimientos médicos más recomendables y eficaces para realizar una remodelación corporal. Este procedimiento consiste en extraer los acumulamientos de la grasa subcutánea, que son casi imposibles de eliminar sólo con ejercicios y dietas. Aunque es un procedimiento sencillo, requiere de la pericia y talento por parte del cirujano plástico, cuya habilidad proporciona el mejor de los resultados.

La liposucción en flancos y abdomen en Barcelona es el procedimiento ideal para aquellas personas que desean reducir su volumen corporal y estilizar la silueta dándole una forma bella y armónica. Es una tecnología de tipo sanitaria empleada frecuentemente en la cirugía estética y que permite la extracción del tejido adiposo ubicada en las diferentes partes del cuerpo, a través de una cánula conectada a un equipo de liposucción mecánico o mediante el uso de la liposucción ultrasónica.

QUIENES SON LOS CANDIDATOS IDEALES PARA EL PROCEDIMIENTO

Antes que nada, es indispensable estar conscientes sobre los resultados que se pueden lograr a través de esta intervención. Pero además de ello, también se deben considerar algunas cosas; tener un peso medio o ligeramente superior al estándar, contar con una piel firme y elástica y tener en general una buena salud y zonas con grasa localizadas que no hayan respondido previamente al ejercicio ni al cambio de alimentación.

Se considera que los pacientes con celulitis no pueden ser candidatos a este procedimiento, ya que es muy factible que desarrollen en el futuro irregularidades sobre su piel tras la eliminación de los depósitos de grasa. En cuestiones de edad, no se considera un tema relevante a la hora de realizar una lipoescultura, la diferencia puede radicar en que una persona menor de edad tiene mayor elasticidad en la piel, contrario a una persona de mayor edad.

TRATAMIENTOS ESTÉTICOS SIN CIRUGÍA

Además de los procedimientos quirúrgicos para realizar la lipoescultura, existe la opción de realizar cambios sorprendentes en el cuerpo sin emplear la cirugía estética. Las soluciones que ofrece un cirujano plastico Madrid especializado en éstas áreas, son vastas y eficientes. A continuación, te presentamos algunas de las más populares:

Hilos tensores corporales. Estimulan eficientemente la producción de colágeno con la finalidad de eliminar naturalmente la flacidez localizada en muslos, brazos, glúteos y abdomen. Esta solución se incorpora en la dermis, consiguiendo un efecto tensor en la piel. La anestesia es local y esto evita cualquier incomodidad. La duración de éste tratamiento es de sólo media hora y sus resultados son visibles durante el transcurso del primer mes; su mejoría es notable con el transcurrir de los días al aumentar la generación de colágeno y elastina, proteínas responsables de la firmeza y unión de los tejidos corporales.

Masoterapia corporal específica. Cuando la eliminación de la celulitis es imposible mediante la lipoescultura, se puede recurrir a la masoterapia o Alidya, que resulta sumamente eficaz para combatir los problemas ocasionados por la piel de naranja. En el caso específico de la celulitis, la formulación de Alidya ha sido diseñada muy específicamente para disolver elementos tóxicos extracelulares, lo que mejora la oxigenación del tejido y normaliza la función fisiológica de los adipocitos del tejido adiposo subcutáneo. Este tratamiento se realiza mediante la infiltración de microagujas no dolorosas y que no requieren del uso de anestesia. Su duración es de 20 minutos por 5 sesiones semanales (aproximadamente). Indicado para mejorar las zonas de piernas, glúteos y muslos, principalmente, aunque también se emplea para aquellas personas que desean reducir la hinchazón y estimular la circulación linfática.

Carboxiterapia. Es un tratamiento sumamente efectivo cuya finalidad es luchar contra la celulitis y la grasa localizada. Respecto a la celulitis, este tratamiento ha resultado ser muy exitoso, ya que rompe los acúmulos de fibrina del tejido graso y considerado el principal responsable de la piel de naranja, lo que mejora la circulación a la vez que elimina las toxinas de la zona tratada. La carboxiterapia se combina con una dieta especializada, consiguiendo de ésta manera multiplicar sus efectos.