Izquierda Unida advierte a PSOE-PRC de que sus “cien días de parálisis perjudican a Cantabria”

La coordinadora de Izquierda Unida en Cantabria, Leticia Martínez, ha reprochado al Ejecutivo PSOE-PRC sus “cien días de parálisis” desde la toma de posesión y ha advertido de que su “inacción” y sus “fotos y romerías” están perjudicando a la comunidad autónoma.

“Las familias trabajadoras, las empresas y los autónomos, las personas que necesitan el apoyo de los servicios públicos no pueden permitirse esta ausencia de planes, proyectos y decisiones. Ellos sí están cumpliendo con sus obligaciones y responsabilidades, y sus necesidades no se paran porque Revilla y Zuloaga no terminen de tomar tierra”, afirmaba en un comunicado la responsable de la formación de izquierdas y candidata al Congreso por Unidas Podemos el 10 de noviembre.

“Mientras dan lecciones de constitucionalismo a los demás, el Gobierno de Cantabria debería saber que es el primero en incumplir la Ley cuando no paga a los autónomos antes de los 30 días, con un retraso medio de 58 días, a la cabeza de España; o cuando promueve el retraso del cumplimiento de sentencias judiciales como hizo con el derribo de las casas del Alto del Cuco o sigue haciendo con el de la depuradora de Vuelta Ostrera”, afirman desde IU.

Martínez lamenta también el “seguidismo de Madrid” que muestran unos PSOE y PRC “más pendientes de la política estatal que de las prioridades de Cantabria”.

“El Gobierno de Cantabria está fiando sus grandes proyectos a que reciban apoyo de Madrid y están posponiendo las decisiones a las nuevas elecciones”, como, apuntaba Leticia Martínez, “prueba que no vayan a presentar sus presupuestos hasta que no sean las elecciones”.

“¿No tienen proyectos propios? ¿No tienen ideas propias?”, inquiría la coordinadora de Izquierda Unida, quien incidía en la “falta de avances” en cuestiones “tan relevantes” como el Plan Regional de Ordenación del Territorio, la Ley de Vivienda, la Ley del Suelo, la Ley LGTBI o la mejora de los servicios públicos, entre otros planes para los que “ni siquiera se han sentado las bases”.