LA TERCERA PM informa que: “El nuevo Rey del Trabajo Remoto”. Así fue calificado recientemente por The Financial Times, Eric Yuan (50 años), creador de Zoom Video Communication, la plataforma de video chat de fácil uso y que cada vez cobra más adeptos debido al confinamiento que impuso la cuarentena a nivel mundial por el coronavirus.

Hace solo unas semanas, el empresario -confeso admirador de Bill Gates- entró en el índice de multimillonarios de Bloomberg. A comienzos de año no figuraba en el ranking de las personas más ricas del mundo, pero en marzo alcanzó el puesto 184, luego de que su empresa alcanzara un valor de US$2.000 millones. Hoy la fortuna de Yuan se calcula hoy en US$7.800 millones.

Para alcanzar el éxito el ingeniero de origen chino -nacido en la provincia de Confucio- debió sortear una serie de obstáculos. Quizás el más significativo fue cuando decidió radicarse en Estados Unidos con el sueño de Silicon Valley. Y es que el gobierno norteamericano le negó en ocho ocasiones la visa de residencia. Solo al noveno intento consiguió establecerse en el país. Era 1990 y la llave para acceder al beneficio fue un título de informática de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shamdong, la provincia donde nació a 540 kilómetros de Pekín (China).

Luego de lograr convencer a las autoridades norteamericanas para su residencia, el empresario comenzó una carrera con altos y bajos que incluso lo llevó a acordar con su mujer renunciar a su trabajo en Cisco para emprender el difícil camino de fundar una star up.

Según cuenta la mitología, la idea de levantar Zoom surgió en la cabeza de Yuan debido a los extensos viajes que debía realizar para visitar a su novia en China, que se extendían por hasta 10 horas. A los 22 años se casó con su compañera de universidad.

En ese período su círculo cercano resultó clave. Todos sus amigos le apoyaron y algunos lo hicieron no tanto por su idea, sino más bien por la fe que tenían ellos en él.

Yuan siguió trabajando en una plataforma que combinara fácil acceso y, al mismo tiempo, estabilidad en la señal con un bajo consumo de datos en la transmisión.

El año pasado fue muy agitado para el emprendedor de origen chino. Abrió su compañía en la Bolsa de Nueva York y al poco tiempo la compañía se disparó en su valor bursátil. Sus cercanos han asegurado que siempre lo han visto en distintas partes del mundo, aunque él ha señalado que no suele viajar mucho. En ocasiones suele usar unas de las aplicaciones más llamativas de la plataforma que permite escoger la puesta en escena del fondo. Por lo mismo, un día puede estar en la playa y al otro día en pleno Manhattan.