Oficialmente se jubiló el pasado mes de febrero después de dedicar 52 de sus 70 años al Eibar. La realidad es que Ángel Fernández Zapico (Langreo, 1951) no puede vivir sin el club de sus amores. “Mi casa está a unos 200 metros de Ipurúa y vengo cada mañana a echar una mano. Siempre hay algo que hacer”, comenta a LA NUEVA ESPAÑA quien es historia viva del club armero. El Sporting visitará el domingo al conjunto vasco y a este langreano nacido en Otones le gustaría ver en las gradas color rojiblanco. “Es una pena que no pueda venir la Mareona por el tema del covid-19 porque siempre han sido partidos de vivirlos entre aficiones. Han empezado bien además, pero ojo al Eibar, que Gaizka (Garitano) es muy buen entrenador”, avisa “Zapi”.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico