Biografía de Emiliano Zapata (1879-1919), famoso revolucionario mexicano que sublevó a todo el país contra el gobierno dictatorial del Presidente Porfirio Díaz. Kazán intenta mostrar cómo los líderes revolucionarios se corrompen en cuanto alcanzan el poder. El guión lo firma nada menos que el escritor John Steinbeck («Las uvas de la ira», «Al este del edén»)

FICHA TECNICA

Título: ¡VIVA ZAPATA!
Duración: 113 min. (Estados Unidos. 1952)
Director: Elia Kazan
Guión: John Steinbeck. Novela: Edgcumb Pichon
Fotografía: Joseph MacDonald (B&W)
Música: Alex North
Reparto: Marlon Brando, Anthony Quinn, Jean Peters, Joseph Wiseman, Arnold Moss, Alan Reed, Margo, Harold Gordon, Lou Gilbert, Mildred Dunnock, Frank Silvera, Nina Varela, Henry Silva
Productora 20th Century Fox

Premios:

1952: Oscar: Mejor actor secundario (Anthony Quinn). 5 nominaciones
1952: Globos de Oro: Nominada Mejor actriz de reparto (Mildred Dunnock)
1952: Premios BAFTA: Mejor actor extranjero (Brando). Nominada mejor película
1952: Festival de Cannes: Mejor actor (Marlon Brando). Nominada a mejor película
1952: Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director
Críticas

 «Kazán disecciona con pulso de cirujano la vida del mítico héroe de la revolución mexicana, en este sobresaliente filme (…) excelentes interpretaciones (…) un clásico del género» – Fernando Morales: Diario El País
 «Cubierto por una plasta de maquillaje mexicano poco convincente, Brando añade un toque fogoso a lo que, de otra manera, es una historia bastante aburrida»- Time Out.
 «Sus mejores características son los vívidos aspectos que presenta sobre la injusticia social y el desequilibrio en una tierra primitiva y desgobernada» – Bosley Crowther: The New York Times
 «La Revolución Mexicana blanqueada por intelectuales de la Costa Este» – Dave Kehr Chicago Reader

MIS COMENTARIOS
Pensaba que había visto anteriormente esta película en algún momento, y aun lo creo, pero al recorrer sus 113 minutos, casi estoy convencido que no le había visto, o al menos no la identifico totalmente, aunque hay escenas que me suenan o recuerdo vagamente. No sé si será la perdida de conciencia con los años o, que he leído y visto algunos filmes sobre el hecho histórico de la Revolución Mexicana que se entremezclan en mis recuerdos. En cualquier caso la calificación que le doy, a estas alturas, no le es favorable, ni al lenguaje cinematográfico empleado por Kazan para relatarnos sucesos históricos, a pesar de sus destrezas como director en películas de mi preferencia, que reintentaré volver a ver pronto, como “La Ley del Silencio” o “Un tranvía llamado deseo” con el propio Brando como protagonista.

Excuso mis criticas apreciaciones, por los cambios impuestos en las técnicas cinematográficas con los años y, a la evolución del conjunto director/actor, que evidentemente existe. Me llamó la atención el excesivo maquillaje con el que se quiere lograr un Brando con rasgos indígenas de Zapata o la manera de usar la indumentaria, no digamos las formas y maneras que caricaturizan, ante mis ojos de hoy, la conducta de líderes y héroes de aquella proeza histórica, como el propio Zapata o Madero, que en mi humilde opinión, en el film dejan mucho que desear a la luz de su verdadero rol en la historia.

Zapata

Brando, que encarna al líder campesino Emiliano Zapata, logra una actuación decente, con primeros planos muy expresivos, característicos del actor, ayudado de la ambientación en un entorno revolucionario. Me resultó más verdadera, aunque excesiva, por no decir que sobreactuada la de Anthony Quinn, como su hermano Eufemio Zapata.

Distan mucho de mis referencias históricas algunas escenas, y desde luego en especial la de la “encerrona” para su asesinato del Presidente Madero, su hermano Gustavo y su vicepresidente Pino Suarez a manos del general Huertas y sus esbirros en las afueras del conocido “Palacio Negro de Lecumberri”.

Zapata

Pocas películas pueden contar un guión escrito por un Premio Nobel de Literatura, John Steinbeck , galardonado en 1962 por la Academia Sueca “por sus escritos realistas e imaginativos, combinados de tal forma que incorporan un humor simpático así como una percepción social entusiasta”.

Merece la pena ver ¡VIVA ZAPATA!, porque sin dudas es el reflejo de hechos históricos y de paso, atestigua, la grandeza de uno de los procesos históricos más relevantes a nivel mundial , y el primero de Latinoamérica, en cuyos cimientos se asentaron otros procesos posteriores de emancipación y luchas por los derechos de las masas marginadas de los campesinos y sus luchas agrarias.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 16 de enero de 2022

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico