La Asociación de Turismo Rural y Sobaos y Quesadas Joselín firman  un acuerdo para promocionar las visitas guiadas al obrador pasiego como experiencia turística para el viajero

La Asociación de Turismo Rural de Cantabria y la empresa Sobaos y Quesadas Joselín han firmado un acuerdo de colaboración mediante el cual la ATRC promocionará las visitas guiadas que se desarrollan en este conocido obrador ubicado en Selaya como experiencia turística para los viajeros.

El acuerdo ha sido firmado en las instalaciones de la fábrica por Jesús Blanco Oporto, presidente de la Asociación de Turismo Rural y la directora general, Maria Ángeles Sainz y Laura Riva, responsable del departamento Internacional y de Comunicación de Sobaos y Quesadas Joselín.

Mediante el convenio suscrito la ATRC promocionará las visitas guiadas y las actividades entre los viajeros alojados en los establecimientos asociados a la entidad con el fin de que tengan la oportunidad de conocer de primera mano varios de los productos tradicionales de la repostería pasiega, como son los famosos sobaos, las quesadas y también pastas pasiegas. El convenio se enmarca en el impulso que la ATRC viene dando a las experiencias complementarias a la estancia en los alojamientos asociados con el objetivo de hacer más atractiva la visita a Cantabria.

Las experiencias que pueden vivir los viajeros son la visita guiada, la visita guiada al museo con cata comentada y el taller de sobaos pasiegos, en el cual elaboran y degustan sus propios sobaos. Además también pueden adquirir productos elaborados por Sobaos y Quesadas Joselín en la tienda anexa y pasar a la cafetería si lo desean. Las visitas guiadas se realizan con cita previa.

Sobaos y Quesadas Joselín es una empresa familiar. Comenzó su trayectoria en la década de los 40 en Vega de Pas. En 1949 se traslada a Selaya, donde  prosigue la elaboración de sus productos. La empresa crece con el tiempo y aumenta progresivamente su producción de sobaos al mismo ritmo que la incorporación de nuevos miembros al equipo, que en la actualidad ronda los cincuenta trabajadores, en su mayoría mujeres de la comarca pasiega. Además de este típico producto de la repostería cántabra elabora la no menos conocida quesada así como pastas pasiegas.