El fin de las restricciones al ocio nocturno hace que las molestias a los residentes en el Orzán hayan regresado, según pone de manifiesto la asociación de vecinos del barrio, que asegura que los trastornos son incluso superiores a los que se producían antes de la pandemia y que además se repiten a lo largo de toda la semana. “Los vecinos estamos sufriendo como hacía mucho tiempo que no pasaba”, señaló ayer José Luis Méndez, presidente del colectivo, para quien el problema reside en el nivel de ruido en la calle porque considera que “la gente está desbocada”.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico