Valdecilla celebra el jueves la primera Jornada para pacientes de Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Se tratará la situación de esta enfermedad en la infancia, el papel de la endoscopia, la labor de enfermería y la cirugía en la enfermedad de Crohn

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla celebra el próximo jueves 23 de enero la primera Jornada para pacientes de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), dirigida a dar a conocer esta patología, integrar a los pacientes que reciben atención en la unidad del hospital y conocer su visión de la enfermedad.

Como ha explicado la doctora Montserrat Rivero, responsable de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal de Valdecilla, se trata de una reunión multidisciplinar en la que participarán cirujanos especializados, pediatras, personal de enfermería y pacientes de la Unidad que aportarán su visión sobre esta patología.

Las sesiones, que tendrán lugar en el salón de actos Gómez Durán (Edificio de la Tres Torres), se centrarán en la situación de esta enfermedad en la infancia, el papel de la endoscopia, la labor de enfermería y la cirugía en la enfermedad de Crohn.

Durante la jornada también se presentará la nueva página web de la Unidad de Valdecilla y las nuevas herramientas de formación y monitorización a distancia, tanto para pacientes como para profesionales.

1.700 pacientes

La doctora Rivero ha señalado que la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que pertenece al Servicio de Aparato Digestivo, actualmente trata a cerca de 1.700 personas y “está integrada por un equipo de profesionales altamente especializados en la atención de los pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa”.

Sobre la enfermedad inflamatoria intestinal ha indicado que se trata de una patología de causa desconocida pero mediada inmunológicamente, cuyos síntomas son muy variados, entre los que se suele incluir diarrea o dolor abdominal, llegando en ocasiones a requerir cirugía o ser incapacitantes para el paciente.

En cuanto al desarrollo de la enfermedad, ha comentado que se pueden presentar complicaciones, tanto intestinales (oclusión intestinal o deficiencias nutricionales) como extraintestinales (dermatológicas, reumatológicas, oculares y hepatobiliaries, entre otras).

La aparición de la enfermedad, ha añadido, es impredecible, con períodos de remisión y recaídas, pudiendo en muchos casos ser necesaria la hospitalización o la intervención quirúrgica.

La cronicidad de la enfermedad, los controles periódicos, el tratamiento farmacológico y la posible necesidad de cirugía provocan una gran repercusión en la vida familiar, laboral y social del paciente, condicionando considerablemente su percepción de salud y su calidad de vida, ha concluido la doctora Rivero.