Unas 150 personas han secundado este sábado por la tarde la concentración convocada ante la Delegación del Gobierno en Ceuta para dejar claro que el guardia civil que el pasado jueves disparó varias veces sobre su esposa antes de quitarse la vida de un tiro en la cabeza «no era un maltratador».
Ir a la fuente
Author: