Mazón promete su cargo en el Congreso de los Diputados “por Cantabria y por España” y confía en una legislatura “histórica”

Revilla afirma que la región vive “una euforia” y “un sentimiento de orgullo” que va “más allá de los regionalistas” y anuncia que a partir de ahora “se acabaron las bromas”

José María Mazón ha prometido a las 14,13 horas de este martes “por Cantabria y por España” su cargo como diputado nacional y ha confiado en que la legislatura que ahora comienza sea “histórica” para la Comunidad Autónoma, porque –ha dicho- “para eso nos han votado los cántabros”.

Mazón ha realizado estas declaraciones minutos antes de tomar posesión de su escaño durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales celebrada en Madrid, a la que ha acudido “muy emocionado y con Cantabria en el corazón”, arropado por el presidente, Miguel Ángel Revilla, y alrededor de 50 candidatos y cargos públicos regionalistas, que le han recibido en la plaza de las Cortes al grito ‘sí, sí, sí, Cantabria ya en Madrid’, ondeando la bandera regional, el lábaro y una pancarta con la leyenda ‘Mazón somos todos. El primer diputado de Cantabria’.

Antes de prometer su cargo, el regionalista ha participado en la elección de los miembros de la Mesa y ha votado a Meritxel Batet (PSOE) como presidenta, a Ana Pastor (PP) como vicepresidenta y a Patricia Isaura (Ciudadanos) como secretaria, “un aviso a navegantes”, en palabras de Revilla, quien ha reafirmado que, con su representación en el Congreso, el PRC pretende conseguir para Cantabria “lo que tienen todos”, y muy especialmente la mejora de las conexiones ferroviarias.

Precisamente como símbolo de su compromiso con ese proyecto, una parte de la comitiva regionalista viajó hasta Madrid en tren en la tarde del lunes y sufrió en primera persona una de las habituales averías de la catenaria, que provocó un retraso superior a los 70 minutos en la duración del viaje, después de dos paradas en Torrelavega y Molledo, en las que incluso llegó a barajarse el desplazamiento en autobús hasta Aguilar de Campoo.

“Por ser pocos no pueden marginarnos y ya se acabaron las bromas”, ha declarado hoy el presidente al rememorar ante el Congreso un incidente que “le ocurre a muchísima gente” y que ayer se produjo a pesar de las precauciones adoptadas para evitarlo precisamente por la naturaleza del viaje. “Se esmeraron, porque la imagen ha dado la vuelta a España, que quienes vienen a Madrid se queden parados por el camino en el siglo XXI solo pasa en Cantabria”, ha lamentado.

Revilla ha aludido también a la llamada del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que recibió tras la avería para decirle que “a partir de ahora se va a arreglar todo”. “Le he dicho que no me lo creo, no me lo creo ya”, ha enfatizado.

Por otro lado, el presidente ha calificado la toma de posesión de José María Mazón como “el día más importante a nivel político” para el PRC, de “una emoción tremenda”, después de la “heroicidad” que ha supuesto obtener este escaño en las elecciones generales.

Además, ha señalado que su presencia en las Cortes ha despertado en Cantabria “un sentimiento de orgullo” y “una euforia que va más allá de los regionalistas”, porque a partir de ahora, “además de los catalanes, que vienen a romper España, y de los vascos, que también tienen sus connotaciones”, también se va a escuchar a los regionalistas cántabros con un discurso “de concordia”.

El presidente de Cantabria espera que esta legislatura permita “olvidarse de Cataluña de una puñetera vez” para hablar de las pensiones, de la dependencia y “de los problemas que acucian a tantos españoles”. “Y que lo de Cataluña se deje claro de una manera muy sencilla: diálogo sí, pero si no respetan las leyes, el pueblo español tiene mecanismos para aplicar a todos los que no cumplen”, ha concluido