Cs censura la decisión del Gobierno con el calendario escolar al traspasar el problema a los centros a un mes del inicio de las clases

El diputado de Cs, Diego Marañón, insta a  la Consejería de Educación a trabajar “en serio” y convocar a todas las partes implicadas para buscar un solución consensuada que garantice los 175 días lectivos sin generar nuevos conflictos en la comunidad educativa

 El diputado de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Cantabria, Diego Marañón, ha criticado la decisión de la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo del Gobierno de Cantabria de modificar el calendario escolar con una previsión adicional en la orden para garantizar 175 días lectivos sin contar con el consenso de la comunidad educativa,  a un mes del inicio de las clases.  Para Cs, se trata de una decisión improvisada que generará conflictos en los centros ya que apenas les da margen para la organización de los servicios básicos como el comedor o el transporte escolar

Esta decisión de Educación, según Marañón, “añade un nuevo hándicap a la conciliación de la vida familiar en el ámbito educativo, ya que aquellos padres que tengan hijos en diferentes centros tendrán que enfrentarse a calendarios escolares diferentes. Un sinsentido que la consejera debería haber tenido en cuenta antes de hacer públicas medidas de este calado”.

Desde Cs, “siempre hemos defendido que se tienen que cumplir los 175 días lectivos fijados por la Ley, pero esta solución no puede ser improvisada y sin consenso, traspasando un problema que había creado la Consejería el curso pasado, a los centros educativos”. Por ello, sostiene el diputado , “La consejera tiene que ponerse a trabajar en serio y convocar a todas las partes para buscar una solución meditada y que no genere más conflicto en la comunidad educativa”

“En esta legislatura hay cuestiones de suma importancia que se deben afrontar en el ámbito educativo como el modelo de calendario escolar: la gratuidad absoluta  de los libros de texto;  la implantación de un modelo bilingüe de calidad;  la mejora de la ratio de alumnos por clase;  los recursos de los centros educativos… y todos ellas se deben afrontar de forma meditada y con consenso, no de manera improvisa como se está actuando hasta ahora por parte de la nueva consejera, Marina Lombó”, subraya el diputado de la formación naranja.