Una alimentación sana, basada en la dieta mediterránea, puede prevenir los trastornos digestivos que suelen aparecer a partir de los 60 años, según explicaron médicos geriatras en el marco del 61º congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)
Ir a la fuente
Author: