Desde hace una semana voluntarios del programa Centinelas han estado encontrando grandes cantidades de tapas de plástico que llegaban como arribazón al litoral. Se han localizado en varios puntos a lo largo de la costa, concretamente en las playas de Los Locos, Valdearenas, Somocuevas, Mataleñas, Sardinero, Magdalena, Loredo y Santoña. Estas tapas se asemejan a las que se utilizan en un tipo de envase de aperitivos de patata.

Normalmente, este tipo de vertidos son consecuencia de una pérdida en alta mar aunque nosotros no podemos determinar con exactitud su procedencia. El trasporte marino de mercancía es uno de los focos más importantes de residuos al mar.

Los voluntarios del proyecto han retirado centenares de esas tapas que ya no quedarán a la deriva en el mar agrabando un problema cada día mayor como es la enorme isla de basura del Pacífico que recientemente se ha comunicado su aumento de tamaño.

Esta isla de basura actúa como almacén de residuos en los mares y en nuestra mano queda cambiar ciertos hábitos, así como conseguir un transporte sin pérdidas para no seguir alimentando su tamaño.

Ir a la fuente
Author: Ana Acem