El Ayuntamiento y el puerto trabajan para que el Barrio Pesquero esté unido a la Estación Marítima a través de un gran paseo

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa de Santander, quien ha asistido, junto al presidente de la Autoridad Portuaria, al inicio de los trabajos de derribo del edificio que ocupaba el restaurante “El Vivero”

Igual ha precisado que se ha adelantado el derribo de esta nave respecto al resto de actuaciones, que se acometerán después del verano, porque así lo demandaban los vecinos

Una vez que acabe la demolición, se acondicionarán los terrenos, que quedarán vallados hasta que puedan arrancar las obras de ampliación y mejora del parque, que pasará de 1.800 a 2.700 metros cuadrados de superficie

El Ayuntamiento de Santander y la Autoridad Portuaria están trabajando, en el marco de la mesa constituida para la reordenación de los espacios portuarios, para que el Barrio Pesquero pueda estar unido con el entorno de la Estación Marítima y el Centro Botín a través de un gran paseo de 35-40 metros de anchura.

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa de Santander, Gema Igual, quien ha asistido, junto al presidente de la Autoridad Portuaria, Jaime González, al inicio de los trabajos de derribo del edificio que ocupaba el restaurante “El Vivero”, unos terrenos que se unirán a los del parque actual para generar un espacio para el uso de los ciudadanos con zonas verdes, estanciales y juegos infantiles.

Igual ha explicado que el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria están estudiando el traslado del atraque del ferry hacia el interior del puerto, lo que permitiría dar continuidad al paseo marítimo desde Los Peligros hasta el Barrio Pesquero, alargando el tramo que, a día de hoy, finaliza junto a la Estación Marítima.

Este paseo marítimo integraría la actuación prevista por el Ayuntamiento para la calle Antonio López, una vez que se derriben los tinglados portuarios, de manera que se ganará más espacio para el ciudadano y se incorporarán áreas verdes y estanciales.

El resultado es que desde la Estación Marítima actual salga un paseo con una anchura de 35-40 metros que, aprovechando la calle Antonio López cuando se ensanche y se tiren los tinglados y, por esta misma calle, se llegue a conectar con el Barrio Pesquero. De esta forma, desde aquí hasta el Museo Marítimo del Cantábrico se podría ir andando a lo largo de un gran paseo marítimo, ha subrayado la alcaldesa.

Respecto al derribo del antiguo restaurante “El Vivero”, que ha comenzado hoy y estará finalizado dentro de una semana, la alcaldesa ha detallado que se enmarca dentro de una actuación global que incluirá la ampliación del parque actual, incorporando los terrenos que quedarán liberados, así como la demolición de la casa-tapón del paseo Alberto Pico y el ensanche de la calzada en ese tramo.

Igual ha precisado que se ha adelantado el derribo de “El Vivero” respecto al resto de actuaciones, que se acometerán previsiblemente después del verano (una vez que finalice la redacción del proyecto y se produzca su licitación y adjudicación), porque así lo demandaban los vecinos ante las condiciones de insalubridad e inseguridad que presentaba el edificio.

De esta manera, una vez que acabe la demolición, se acondicionarán los terrenos, que quedarán vallados hasta que puedan arrancar las obras de ampliación y mejora del parque, que pasará de 1.800 a 2.700 metros cuadrados de superficie.

Se prevé que sea un parque en el que la vegetación prevalezca, incorporando, además, juegos infantiles y mobiliario urbano diverso. Contará con un sistema de riego autónomo, un sistema de drenaje y saneamiento nuevos y un sistema de iluminación mediante báculos de siete metros de altura, que albergarán tres focos de LED orientables.

Contará con 1.462 metros cuadrados de áreas verdes, 197 m2 de juegos, 975 m2 de césped, 486 m2 de plantación de especies arbustivas, y 726 m2 de caminos y áreas estanciales. Asimismo, se plantarán 63 árboles nuevos, 7 papeleras, 13 bancos y 5 juegos infantiles.

El proyecto incluirá el derribo de una casa-tapón ubicada en el número 1 del paseo Alberto Pico, que ocasiona un estrechamiento en la calzada, de manera que el vial pueda tener una anchura uniforme y adecuada para permitir el paso de vehículos, incluidos los autobuses municipales que circulan por ese tramo.

Mejoras en el Barrio Pesquero

La regidora santanderina ha destacado el valor del Barrio Pesquero por ser un barrio tradicional e histórico en el que se vive el ambiente del mar y de los pescadores como en ningún otro, por su capacidad como atractivo turístico y por la actividad económica y el empleo que generan sus negocios de hostelería.

“Nos estamos volcando en la mejora urbana de este entorno y de sus dotaciones y espacios públicos, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus vecinos”, ha destacado. En este sentido, se ha referido a la mejora de la pista deportiva del barrio, incluida dentro del plan de mejora de 42 de estas dotaciones en el que el Ayuntamiento está invirtiendo cerca de 1,2 millones de euros.

El Barrio Pesquero se beneficia, además, de inversiones municipales realizadas durante los últimos años en el entorno, como el paseo marítimo de Marqués de la Hermida, la pasarela peatonal sobre el espacio ferroviaria que mejora las comunicaciones con la zona de la calle Alta o el carril bici que discurre por el Frente Marítimo, así como de la próxima construcción del centro cívico de Castilla-Hermida

Y dentro de las rondas de visitas habituales que realiza el equipo de gobierno para conocer las demandas vecinales, se vienen dando respuesta a propuestas de la asociación del Barrio Pesquero, como es el caso de la mejora o sustitución de algunos bolardos y otros pequeños trabajos de mantenimiento y mejora de algunos viales y de mobiliario urbano, que se han acometido.