Tres detenidos, dos por robo con fuerza y uno por receptación

El robo se produjo en una nave de la que sustrajeron gran cantidad de botellas de ginebra y whisky por valor de 4.000 euros. Las indagaciones dieron con la localización, en un establecimiento hostelero de la ciudad, de parte del material sustraído.

Agentes de la Policía Nacional, detuvieron en el presente mes de febrero a tres varones; en la mañana del día 9 a P.G.B., de 60 años de edad, como presunto autor de un delito de receptación. En la mañana del día 12 a J.B., de 42 años, y a A.B., de 35 años de edad, en la tarde del día 13, ambos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza. El primero de los detenidos adquirió, de modo ilícito, cinco botellas de licor que los dos últimos habrían sustraído de una nave del Polígono de Raos. El valor del total de las diversas botellas de ginebra y whisky sustraídas alcanzó los 4.000 euros.

 

Los detenidos, con antecedentes los que lo fueron por robo, y sin ellos quien lo fue por receptación, quedaron puestos libertad con cargos.

 

El pasado 6 de febrero, el representante de una empresa dedicada a la distribución de bebidas, denunció en dependencias policiales el robo diversas botellas de licor de la nave donde lo almacenaban, sita en el Polígono de Raos. Entre estos licores se encontraban botellas de una exclusiva marca, de la cual son únicos importadores, y hasta la fecha no se había iniciado aún su comercialización.

 

Agentes de la Brigada de Policía Judicial, por tal motivo inician una investigación, deparando la misma en la localización de cinco botellas de importación, de distribución exclusiva, en un establecimiento hostelero de Santander. El responsable de este local, indicó que esas botellas fueron adquiridas a una persona que se las ofertó de modo particular. Por estos hechos, constitutivos de un delito de receptación, es detenido como presunto autor el propietario del establecimiento.

 

Continuando con las indagaciones, por el modo en que se accede a la nave y se produjeron los acontecimientos, los investigadores centraron la atención como posibles autores, en personas que tuvieron acceso al almacén, empleados o exempleados, arrojando como resultado la identificación, así como la detención de los presuntos autores